viernes, 23 de junio de 2017

Elsa Bornemann

Biografía de Elsa Bornemann


Elsa Bornemann nació en Buenos Aires, el 20 de febrero de 1952, en el barrio de Parque de los Patricios, en la ciudad de Buenos Aires. Hija de Blanca Nieves Fernández, una argentina descendiente de portugueses y españoles, y de Wilhelm Karl Henri Bornemann, un alemán, de profesión relojero, experto en relojes de torres y campanarios. Era la más pequeña de tres hermanas: Hilda, Margarita y Elsy, como la conocían los íntimos y como solía firmar cartas y dedicatorias a sus lectores.

Fue Profesora en Letras, egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y realizó estudios de inglés, alemán, italiano, latín y griego.
Ejerció la docencia en todos los niveles, dictó muchos cursos y conferencias, integró variedad de mesas redondas y jurados, asistió a múltiples seminarios y congresos como invitada especial, y dio numerosas charlas en establecimientos educativos y culturales.
Fue una de las más destacadas escritoras argentinas para niños y jóvenes. Comenzó a publicar libros para ellos en los años 70 y su literatura sigue vigente, recolectando el aprecio de los lectores, que se renuevan de generación en generación.
Su obra abarca el cuento, la novela, la poesía; el amor, el humor y el terror. Compuso también canciones y piezas teatrales y ha elaborado antologías de cuentos tradicionales de diferentes etnias, ensayos, traducciones y prólogos. Muchas de sus obras se han publicado en Japón, Israel, Estados Unidos y diversos países de Latinoamérica y Europa. Recibió un amplio reconocimiento nacional e internacional.

Falleció en Buenos Aires, el 24 de mayo de 2013.

Poemas de amor
Para vivir

Para vivir
yo inventé un lugar:
castillo en el aire
donde es posible
risa y cantar...
Nunca imaginé
que allí te iba a encontrar.
Ahora para soñar,
somos dos.

Para vivir
palabras junté,
sólo las más hermosas
dentro del alma
coleccioné...
Que estaban en ti
cómo iba a saber...
Ahora, para crecer,
somos dos.


Para vivir
pensé en el amor,
sol de medianoche
sobre la sombra a mi alrededor.
Nunca imaginé
que en tus ojos lo iba a ver.
Ahora, para querer,
somos dos.



Romancito de todos los colores

Blanca cuando te encontré. 
Cuando te miro, rosada, 
o —de sol entre los ojos—
Te pones anaranjada.
Azul azul cuando ríes
te vuelven las carcajadas 
y tu sonrisa es celeste,
fruta negra en la mirada.
Juegas de verde o violeta; 
si sueñas, otra vez blanca.
Grisecita cuando lloras,
por lluviosa y por nublada.
No sé por qué me pareces 
amarilla cuando callas, 
como si sombra de trigo 
sobre ti se reflejara. 
Sólo me falta encontrarte
colorada colorada:
será cuando con un beso 
yo te tiña, enamorada.





viernes, 16 de junio de 2017

Más poesías sobre el invierno

Las tardes de enero

Va cayendo la noche: La bruma
ha bajado a los montes el cielo:
Una lluvia menuda y monótona
humedece los árboles secos.
El rumor de sus gotas penetra
hasta el fondo sagrado del pecho,
donde el alma, dulcísima, esconde
su perfume de amor y recuerdos.
¡Cómo cae la bruma en el alma!
¡Qué tristeza de vagos misterios
en sus nieblas heladas esconden
esas tardes sin sol ni luceros!
En las tardes de rosas y brisas
los dolores se olvidan, riendo,
y las penas glaciales se ocultan
tras los ojos radiantes de fuego.
Cuando el frío desciende a la tierra,
inundando las frentes de invierno,
se reflejan las almas marchitas
a través de los pálidos cuerpos.
Y hay un algo de pena insondable
en los ojos sin lumbre del cielo,
y las largas miradas se pierden
en la nada sin fe de los sueños.
La nostalgia, tristísima, arroja
en las almas su amargo silencio,
Y los niños se duermen soñando
con ladrones y lobos hambrientos.
Los jardines se mueren de frío;
en sus largos caminos desiertos
no hay rosales cubiertos de rosas,
no hay sonrisas, suspiros ni besos.
¡Como cae la bruma en el alma
perfumada de amor y recuerdos!
¡Cuántas almas se van de la vida
estas tardes sin sol ni luceros!


 Juan Ramón Jiménez

Jardín de invierno

Llega el invierno. Espléndido dictado 
me dan las lentas hojas 
vestidas de silencio y amarillo. 

Soy un libro de nieve, 
una espaciosa mano, una pradera, 
un círculo que espera, 
pertenezco a la tierra y a su invierno. 

Creció el rumor del mundo en el follaje, 
ardió después el trigo constelado 
por flores rojas como quemaduras, 
luego llegó el otoño a establecer 
la escritura del vino: 
todo pasó, fue cielo pasajero 
la copa del estío, 
y se apagó la nube navegante. 

Yo esperé en el balcón tan enlutado, 
como ayer con las yedras de mi infancia, 
que la tierra extendiera 
sus alas en mi amor deshabitado. 

Yo supe que la rosa caería 
y el hueso del durazno transitorio 
volvería a dormir y a germinar: 
y me embriagué con la copa del aire 
hasta que todo el mar se hizo nocturno 
y el arrebol se convirtió en ceniza. 

La tierra vive ahora 
tranquilizando su interrogatorio, 
extendida la piel de su silencio. 

Yo vuelvo a ser ahora 
el taciturno que llegó de lejos 
envuelto en lluvia fría y en campanas: 
debo a la muerte pura de la tierra 
la voluntad de mis germinaciones.

Pablo Neruda

Los días sin sol

El lobo blanco del invierno,
el lobo blanco viene,
con los feroces ojos inyectados
en sangre helada, fija y cruel.
¡Maldito lobo invierno, que te llevas
los viejos y los débiles!

¡Reunámonos, que todos
tengan una familia,
un libro y fuego alegre!

Y mientras, fuera, el hacha
el tronco seco hiende,
que será rojo en el hogar, cerremos
la puerta y el balcón... ¡Dios no nos quiere!

¡Tregua! Seamos amigos...
La tibia paz entre nosotros reine
en torno de la lámpara, que esparce
la tranquila poesía del presente.

Y tú, mi amada, cuyos rojos labios
son ya la sola flor, dámelos..., ¡quiéreme!...

¡Que el lobo blanco del invierno
el lobo blanco viene!

Manuel Machado





viernes, 9 de junio de 2017

Poemas sobre el invierno

Son muchos los poetas que han dedicado textos a la estación de invierno. Cada poeta nos comunica una forma particular de aproximarse a este tiempo. Algunos hablan de su melancolía, para otros, en cambio, el invierno es ante todo una forma de hablar de esperanza.

Hoy les presentamos algunos poemas escritos por grandes autores sobre esta estación del año.

En el poema de Antonio Machado "Sol de Invierno" un viejecito descubre como el cotidiano sol brilla como un milagro en días fríos. En el poema de Juan Ramón Jiménez "Canción de Invierno" se invoca a pájaros que anuncian la primavera con su canto.


Sol de invierno

Es mediodía. Un parque. 
Invierno. Blancas sendas; 
simétricos montículos 
y ramas esqueléticas. 
Bajo el invernadero, 
naranjos en maceta, 
y en su tonel, pintado 
de verde, la palmera. 
Un viejecillo dice, 
para su capa vieja: 
«¡El sol, esta hermosura 
de sol!...» Los niños juegan. 
El agua de la fuente 
resbala, corre y sueña 
lamiendo, casi muda, 
la verdinosa piedra.

Antonio Machado

Canción de invierno

Cantan. Cantan.
¿Dónde cantan los pájaros que cantan?

Ha llovido. Aún las ramas
están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan
los pájaros. ¿En dónde cantan
los pájaros que cantan?

No tengo pájaros en jaulas.
No hay niños que los vendan. Cantan.
El valle está muy lejos. Nada...

Yo no sé dónde cantan
los pájaros -cantan, cantan-
los pájaros que cantan.



Juan Ramón Jiménez

jueves, 1 de junio de 2017

Agenda Educativa. Mes de junio.

CONMEMORACIONES, CELEBRACIONES Y RECORDACIONES:



JUNIO

Domingo 4.
 Día Internacional de los Niños, Víctimas Inocentes de la Agresión.
Dispuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 19 de agosto de 1982 (ONU Resolución ES-7/8).
Lunes 5.
Día Mundial del Medio Ambiente.
La Asamblea General de Naciones Unidas designó el 5 de junio como «Día Mundial del Medio Ambiente», con miras a hacer más profunda la conciencia universal de la necesidad de proteger y mejorar el medio ambiente (ONU Resolución 2994[XXVII]).
Miércoles 7.
Día del periodista.
El «Día del Periodista» fue establecido en 1938 por el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba, en recuerdo del primer medio de prensa con ideas patrióticas. El 7 de junio de 1810, Mariano Moreno fundó la Gazeta de Buenos Aires, primer periódico de la etapa independentista argentina. La Primera Junta indicó por decreto su fundación por ser necesario anunciar al público los actos oficiales y las noticias exteriores y locales. Sus primeros redactores fueron Mariano Moreno, Manuel Belgrano y Juan José Castelli.
Sábado 10.
Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas y Sector Antártico Argentino (Ley Nº20.561).
Domingo 11.

Aniversario de la Segunda Fundación de Buenos Aires.

En 1580, Juan de Garay funda por segunda vez la Ciudad de Buenos Aires.

Día del Supervisor.
Lunes 12.
Día contra el Trabajo Infantil.
Artículo 1. º: Institúyase el día 12 de junio como «Día contra el Trabajo Infantil» (Ley N. º 1.720/LCBA/05).
Día de los Adolescentes y Jóvenes por la Inclusión Social y la Convivencia contra Toda Forma de Violencia y Discriminación.
En conmemoración al natalicio de Ana Frank (Ley N. º 26.809).
Sábado 17.
Día del Paso a la inmortalidad del General Martín Miguel de Güemes.
Feriado Nacional. (Decreto 1584/2010) y modificatorio.
Martes 20.
 Aniversario del Fallecimiento del Dr. Manuel Belgrano. Día de la Bandera.
Feriado Nacional (Decreto 1584/2010) y modificatorios.
Miércoles 21.
Año Nuevo de los Pueblos Originarios.
Artículo 1.º: Institúyase el día 21 de junio como «Año Nuevo de los Pueblos Originarios» (Ley Nº 1550/LCBA/04).
Domingo 25.
Fiesta de la ruptura del ayuno del Sagrado Mes de Ramadán.
Viernes 30.
Día de la Soberanía de los Vecinos de la Ciudad de Buenos Aires.
Artículo 1. º: Institúyase el día 30 de junio de cada año como «Día de la Soberanía de los Vecinos de la Ciudad de Buenos Aires» (Ordenanza Nº 50.453).



Día Literario

Hoy, junto con alumnas de 5° grado, leímos el capítulo 3 de FRIN, novela de Luis María Pescetti. En este capítulo se narra cómo Frin conoció a Alma, su compañerita querida. 


Más sobre FRIN:

Historia

Frin es un niño que es molestado por sus compañeros de curso, en especial por Ferraro, y hasta por su maestro de educación física gracias a su ineptitud para los deportes. En el curso conoce a sus amigos Lynko, Vera, Arno y Alma, de la que está enamorado.
Cuando Alma debe irse a vivir con sus abuelos a Nulda, Frin viaja a ese pueblo, sin avisarle a nadie excepto a Lynko el cual lo hizo saber a toda la escuela con su perro "Negrito" un perro que encontró un día en la estación de omnibuses . Cuando Frin estaba a punto de regresar, Remo, el abuelo de Alma, le avisa que los huelguistas del molino harinero de Nulda han bloqueado la carretera. Después de algún tiempo, y un engaño del dueño del molino, Frin, Alma y sus abuelos se unen a la huelga.


martes, 16 de mayo de 2017

18 de mayo. Día de la Escarapela



La escarapela 


Su creación

El 13 de febrero de 1812 Manuel Belgrano propuso que se creara una escarapela nacional. Hasta ese momento, los distintos cuerpos del Ejército utilizaban diferentes distintivos. Unos días después, el 18 de febrero, el Triunvirato aprobó el uso de la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de color blanco y azul celeste. Estos colores provenían de los colores borbónicos, de la casa de Fernando VII (rey ausente de España).


Distintas versiones sobre su origen

Una de las versiones indica que los colores blanco y celeste fueron utilizados por primera vez durante las invasiones inglesas –en 1806 y 1807– por el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata, y que luego empezaron a popularizarse entre los criollos. Otra dice que la escarapela argentina fue utilizada por primera vez por un grupo de damas de Buenos Aires, cuando se presentaron a una entrevista con el entonces coronel Cornelio de Saavedra, jefe del regimiento de Patricios, el 19 de mayo de 1810.
Es un error atribuirle a French la creación de la escarapela. Es posible que esta historia haya nacido de la tradición oral, recogida por Mitre mientras preparaba una de sus obras. Sí se sabe que durante las jornadas del 22 y 25 de mayo de 1810 los patriotas identificaban a los adherentes a la Revolución de Mayo otorgándoles unas cintas blancas. Es posible que el 21 de mayo French y Beruti hayan repartido las cintas blancas.

El Día de la Escarapela

En el año 1935, el Consejo Nacional de Educación instituyó el 18 de mayo como Día de la Escarapela (Res. 13-5-1935, Expte. 9602-9º-935).
Sitios consultados:
http://coleccion.educ.ar/coleccion/CD18/contenidos/efemerides/escarapela.html

jueves, 4 de mayo de 2017

Día literario.

Hoy les presento un libro titulado EXCESOS Y EXAGERACIONES. Es un conjunto de relatos ilustrados por Pablo Bernasconi.



PABLO BERNASCONI por Pablo Bernasconi

Nací en Buenos Aires en agosto de 1973. Tenía cuatro años cuando mis padres (científicos ambos) se mudaron a Bariloche, accidental polo científico de nuestro país. Crecí, aprendí y entendí algunas cosas viviendo en ese lugar. Cuando llegó la hora de estudiar opté por la UBA, Diseño, donde después fui docente durante 5 años. Trabajé en varios lugares hasta que empecé en Clarín donde paulatinamente mi rol de diseñador fue transformándose en el de ilustrador. Ilustré más de 500 portadas, miles de notas, trabajé con agencias, revistas, empresas, diarios, editoriales, asociaciones, universidades; trabajé mucho, en muchos países. Un día empecé a escribir y resultó que me gustaba; por suerte no sólo a mí. Publiqué ocho libros infantiles y dos para adultos, algunos de ellos traducidos a ocho idiomas. Luego vinieron algunos premios, los viajes, las conferencias... Y aquí estoy.

¿QUERÉS SABER MÁS DE ESTE AUTOR?

Para chicas y chicos, autor del texto y las ilustraciones:
El Brujo, el horrible y el libro rojo de los hechizos; El Diario del Capitán Arsenio; Hipo no nada; El Zoo de Joaquín; Cuero negro, vaca blanca; Excesos y Exageraciones; Los Súper Premios; Espacio para colorear.
Para adultos:
Retratos, Bifocal.

¿QUERÉS SABER MÁS DE ESTE AUTOR?

www.pbernasconi.com.ar
www.pablobernasconi.blogspot.com



Los alumnos de 6° A leyeron cinco relatos:

COLECCIONISTA PIADOSO
MUCHONETA
SOMÁTICO
FISICOCULTURÍSIMO
FANÁTICO CATÓDICO 

Les dejo MUCHONETA. Espero que les guste:

 

Muchoneta

Un señor muy monono se compró una motoneta celeste.
–Voy hasta la esquina –le dijo a la esposa, pero cuando llegó a la esquina aprovechó que le quedaba nafta en el tanque y siguió un poco más, hasta el borde de la ciudad, y como era en bajada siguió otro poco, por el campo, entre las vacas y los pastos. Como tenía viento de cola siguió un poco más, hasta la frontera con el país vecino, y como lo dejaron pasar previa presentación de documentos, siguió un rato más, hasta la cordillera nevada. Como venía con buen envión, subió la ladera de la montaña hasta la punta, y ya que el resto era cuesta abajo, se lanzó sin miedo, tan rápido que le sobró velocidad para llegar hasta la costa. Como justo estaba por partir un barco enorme, se subió y anduvo dando vueltas y vueltas por la cubierta, hasta que el barco llegó a un país del otro lado del mar, con gente de otro color que hablaba raro. Pidió indicaciones para volver a su casa y, como no entendía el idioma, salió para cualquier lado. En cualquier lado pasaba un tren que casi lo pisa, y por esquivarlo el señor se metió de cabeza en un avión y anduvo con la motoneta por el pasillo, entre los asientos; los pasajeros lo insultaban porque les tiraba el café encima y los llenaba de humo. En cuanto el avión aterrizó lo sacaron a patadas, con tanta fuerza que fue a parar derecho a la puerta de su casa, donde se quedó sin nafta. Apenas entró, su mujer le dijo que se lavara las manos, que estaban por comer. Pero que antes fuera hasta la panadería de la esquina, porque se había quedado sin pan.