miércoles, 9 de enero de 2008

PARA LEER EN LAS VACACIONES


"El secreto del Bosque Viejo"


de Dino Buzzati


Cuando la mejor fantasía nos habla de la realidad



Con El secreto del Bosque Viejo Buzzati vuelve a sorprendernos y cautivarnos creando un microuniverso donde lo fantástico parece lo normal. Cuando el coronel Procolo abandona el ejército para hacerse cargo de unas tierras heredadas no se imagina que va a sumergirse en un mundo increíble. Duendes que adquieren forma humana, vientos que tienen personalidad, animales que conversan con los hombres… Pero pronto la envidia y la voluntad de poder corroerán el corazón de Procolo hasta planear el asesinato de su propio sobrino. Será el Bosque Viejo, con sus habitantes y rincones, lo que irá convirtiendo casi inadvertidamente el alma del coronel hasta su heroico final.
Estamos ante un relato fantástico sobre un escenario realista de gran riqueza, que puede leerse como fábula para adultos o como relato para niños. En él encontramos una historia de conversión interior, pero también la lucha por sobrevivir. Creceremos y maduraremos acompañando a Benvenuto, el sobrino del coronel, cuya vida pende de un hilo, acosado por vientos y ratas ordenados por su tío, pero que finalmente descubrirá el amor que sólo nace en la familia. Veremos la importancia de virtudes como la valentía, la sinceridad o la piedad e inequívocas manifestaciones de trascendencia. Y todo ello con una velocidad trepidante y una emoción que nos arrastra a través de un relato rico en sorpresas y golpes de efecto.
Un libro para niños a partir de 10 años, estructurado en cortos capítulos que facilitan la lectura a pesar de su riqueza léxica. Por su carga simbólica es apto también para chicos mayores y también adultos con gusto por el relato fantástico. Si te gustó El principito, disfrutarás con El secreto del Bosque Viejo.


Sobre el autor

Dino Buzzati.
Nacido en Belluno en 1906, cursó estudios clásicos y de Derecho. Participó como periodista en el Corriere Della Sera antes de ejercer como autor literario. Sus primeras obras aparecieron a partir de 1933, Bàrnabo delle montagne, a la que siguió El secreto del bosque viejo (1935). Posteriormente vendrían El desierto de los tártaros(1940) y Los siete mensajeros (1942). Hoy es considerado uno de los grandes autores de la literatura italiana y europea contemporánea. Murió en Milán en 1972.

martes, 1 de enero de 2008

Biografía de Charles Dickens




Nació el 7 de febrero de 1812, en Portsmouth, en el seno de una familia humilde. Pasó la mayor parte de su infancia en Londres y Kent, lugares que aparecieron con frecuencia en sus obras. Comenzó a asistir a la escuela a los nueve años de edad, pero sus estudios quedaron interrumpidos cuando su padre, un pequeño funcionario, fue encarcelado, en 1824, por no pagar sus deudas. Con once años tuvo que ponerse a trabajar en una fábrica londinense de tintes. Esta experiencia, que más tarde describiría en su novela David Copperfield (1849-50), le produjo una sensación de humillación y abandono que le acompañó durante el resto de su vida. Entre 1824 y 1826 asistió de nuevo a la escuela, aunque la mayor parte de su educación fue autodidacta. En 1827 consiguió un trabajo como secretario legal y, tras estudiar durante un breve periodo de tiempo el oficio, se convirtió en periodista en el Parlamento. En esa época conoció a María Beadnell, pero su familia lo rechazó como pretendiente por lo que tras cuatro años de relaciones, se separaron. Para entonces ya estaba trabajando como reportero en una publicación de su tío, The Mirror of Parliament, y para el periódico liberal The Morning Chronicle. En diciembre de 1833, publicó, bajo el seudónimo de Boz, la primera de una serie de originales descripciones de la vida cotidiana de Londres en The Monthly Magazine, revista que editaba su amigo George Hogarth. Tras ello, un editor de la ciudad le encargó un volumen de nuevas notas en este estilo, que debían acompañar a las ilustraciones del famoso artista George Cruikshank. El éxito de este libro, titulado Los apuntes de Boz (1836), le permitió casarse con Catherine Hogarth en ese mismo año, y le animó a preparar una colaboración similar, esta vez con el artista Robert Seymour. Cuando Seymour se suicidó, otro artista, H. K. Browne, apodado Phiz, que realizaría más tarde muchas de las ilustraciones de los últimos trabajos de Dickens, ocupó su lugar. El resultado de esta colaboración fue Papeles póstumos del club Pickwick (1836-1837) cuyo éxito consolidó la fama del novelista, e influyó notablemente en la industria editorial de su país, pues su innovador formato, el de una publicación mensual muy poco costosa, marcó una línea que siguieron otras editoriales. Editó los semanarios Household News (1850-1859) y All the Year Round (1859-1870), escribió dos libros de viajes, Notas americanas (1842) e Imágenes de Italia (1846), administró asociaciones caritativas y luchó porque se llevaran a cabo reformas sociales. En 1842, impartió seminarios en los Estados Unidos en favor de un acuerdo internacional sobre propiedad intelectual y en contra de la esclavitud. En 1843 publicó Canción de Navidad, que se convirtió rápidamente en un clásico de la narrativa infantil. La incompatibilidad de caracteres y la relación del autor con la joven actriz Ellen Ternan, llevaron a la disolución de su matrimonio, en 1858, fruto del cual habían nacido diez hijos. Murió el 9 de junio de 1870 y fue enterrado cinco días más tarde en la abadía de Westminster. Entre sus obras más representativas se encuentran Casa desolada (1852-1853), La pequeña Dorritt (1855-1857), Grandes esperanzas (1860-1861) y Nuestro amigo común (1864-1865). Otras obras destacadas son Oliver Twist (1837-1839), La tienda de antigüedades (1840-1841), Barnaby Rudge (1841), Martin Chuzzlewit (1843-1844), Dombey e hijo (1846-1848), Tiempos difíciles (1854), Historia de dos ciudades (1859) y El misterio de Edwin Drood, que quedó incompleta.




Canción de Navidad




Escrita en 1843, Canción de Navidad se ha convertido en la fábula perenne que, en temporada navideña, recuerda al hombre el verdadero valor de la existencia. Poseedora de la cualidad literaria del escritor inglés, que extrajo de la juventud desgraciada del siglo XIX el material para crear novelas sensibles y humorísticas, la historia del tacaño Scrooge y los fantasmas que lo llevan a un viaje por el presente, pasado y futuro, continúa conmoviendo a las generaciones actuales.