sábado, 29 de marzo de 2008

"Día del Veterano y de los Caídos en la guerra en Malvinas"


LEYES


FERIADOS NACIONALES

Ley 25.370


Declárese al día 2 de abril "Día del Veterano y de los Caídos en la guerra en Malvinas".
Sancionada: Noviembre 22 de 2000.

Promulgada de Hecho: Diciembre 15 de 2000.
El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc., sancionaron con fuerza de Ley:
ARTICULO 1° - Declárese "Día del Veterano y de los Caídos en la guerra en Malvinas", el 2 de abril, el que tendrá carácter de Feriado Nacional.
ARTICULO 2° - Derógase la Ley 22.769 y el Decreto 901/84.
ARTICULO 3° - Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.
DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS VEINTIDOS DIAS DEL MES DE NOVIEMBRE DEL AÑO DOS MIL.
-REGISTRADA BAJO EL N° 25.370-RAFAEL PASCUAL. - MARIO A. LOSADA.-Guillermo Aramburu. - Juan C. Oyarzún


http://www.me.gov.ar/efeme/2deabril/perdida.html


MES DE ABRIL - AGENDA EDUCATIVA

2 . Día del Veterano y los Caídos en Malvinas
5. Día de la Amistad Argentino-Chilena
7. Día Mundial de la Salud
15. Día del Ajedrez Escolar
19. Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural - Día contra la Violencia Institucional hacia los Jóvenes.
23 . Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor. Día del Idioma.
24. Día de Acción por la Tolerancia y el Respeto entre los Pueblos. Conmemoración por el Genocidio del Pueblo Armenio.
29 - Día del Animal.
30 - Día del Coraje Civil

martes, 25 de marzo de 2008

AGENDA EDUCATIVA 2008

26 DE MARZO "DÍA DEL MERCOSUR"

Ley 25.783 de 12 de noviembre de 2003.

Art. 1. º: Institúyase el 26 de marzo de cada año, fecha de la firma del Tratado de Asunción, como el “Día del Mercosur”.
Art. 2. º: El Estado Nacional, a través de los organismos pertinentes, desarrollará acciones de difusión del tema e invitará a los gobiernos provinciales a hacer lo propio.
Art. 3. º: El Poder Ejecutivo propiciará la adopción de igual medida por parte de los países miembros del Mercosur.



Consultas: http://www.mercosur.int/msweb/portal%20intermediario/es/index.htm

miércoles, 19 de marzo de 2008

SEMANA SANTA


Recordar algunos aspectos de la Pascua Judía puede esclarecer la comprensión de la Pascua Cristiana. El pueblo hebreo celebra las Pascuas en conmemoración de la víspera del éxodo de la opresión egipcia en busca de la Tierra Prometida por Dios a Abraham. Para los cristianos, la Pascua es el paso de Cristo de la muerte a la vida y es la más importante de las fiestas cristianas. El domingo anterior a la Pascua Judía, Jesús llega a Jerusalén para celebrar esta fiesta con sus discípulos. Al llegar es recibido como Mesías pero, a la semana, es condenado a muerte y crucificado. Se consuman así la redención del pecado y la victoria sobre la muerte. En la Semana Santa se recuerda la entrada triunfal a Jerusalén, la Última Cena, la Crucifixión y la Resurrección de Cristo. Durante el Triduo Pascual (jueves, viernes y sábado) se realizan las celebraciones centrales de Semana Santa.


Jueves Santo


El Jueves Santo es una especie de "profecía" de la Pascua. En el Monte de los Olivos Jesús vive, concientemente y de manera anticipada, su Pasión y su Muerte. Este día se bendice el Santo Crisma, que se utilizará hasta el siguiente Jueves Santo. También se realiza la Misa de la Cena del Señor, en la que se recuerda la Última Cena que Jesús tuvo con sus amigos, los apóstoles. La Última Cena puede interpretarse como la instauración de la Misa.

Viernes Santo


Éste es un día de silencio, pues se recuerda la Crucifixión de Cristo y es, por eso, el único día del año en que no se realiza misa. En su lugar se hace una celebración en la que se recuerda la Pasión del Señor, se reza por la salvación de todo el mundo y se adora la cruz. Una de las tradiciones populares que ha tomado mucha fuerza en la celebración del Viernes Santo es la representación en vivo del Via Crucis.

Sábado Santo


El sábado por la noche se celebra la Solemne Vigilia Pascual o la Misa de Gloria. Es el punto final del Triduo Pascual. Cuando llega el momento de rezar la oración de Gloria se hacen repicar las campanas para anunciar a todo el mundo que Cristo resucitó. Según una antiquísima tradición los fieles cristianos encienden velas simbolizando la invitación de Cristo a su mesa.

Domingo de Pascua


El domingo es el día más importante del año litúrgico: se celebra la Resurrección de Cristo. La Resurrección es el fundamento de la fe en Jesús, ya que en ella se basa la esperanza de la salvación del mundo. La iglesia entera festeja el triunfo de Cristo sobre el pecado y es por ello que todas las iglesias se embellecen de flores y reúnen a toda la comunidad cristiana.

El misterio de la Encarnación se completa con el misterio de la Redención.La conmemoración de tal acontecimiento otorga a los días de la Semana Santa el carácter de un tiempo sagrado.


http://www.me.gov.ar/efeme/ssanta/significado.html

miércoles, 12 de marzo de 2008

24 DE MARZO - DÍA NACIONAL DE LA MEMORIA POR LA VERDAD Y LA JUSTICIA







IMÁGENES HISTÓRICAS PARA NO OLVIDAR














Buenos Aires, 23 de marzo de 2000.-

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Sanciona con fuerza de Ley

Artículo 1°.- Declárase el 24 de Marzo de cada año como el Día de la Memoria en homenaje a todas las personas que sufrieron persecuciones, encarcelamientos, torturas, muerte o desaparición durante la represión llevada a cabo por el terrorismo de Estado.
Artículo 2°.- El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires arbitrará los medios para que el 24 de marzo de cada año se proceda a izar a media asta la Bandera Nacional en los establecimientos educativos y en los edificios oficiales de su dependencia.
Artículo 3º.- El Poder Ejecutivo de la Ciudad, a través de la Secretaría de Educación, incluirá el 24 de marzo de cada año en el calendario escolar de los distintos niveles el dictado de clases alusivas a los golpes de Estado y a la consecuente ruptura del orden constitucional y la violación de los Derechos Humanos, fortaleciendo los valores del sistema democrático y sus instituciones.
Artículo 4°.- La Secretaría de Educación y la Dirección de Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aportarán material relacionado con las clases a que se hace referencia en el artículo anterior, adecuado a los distintos niveles del sistema educativo.
Artículo 5°.- Comuníquese, etc.


CRISTIAN CARAM
RUBÉN GÉ
LEY N° 355


Sanción: 23/03/2000
Promulgación: Decreto Nº 552/2000 del 18/04/2000
Publicación: BOCBA N° 935 del 04/05/2000


Golpe de Estado

Violación y vulneración de la legalidad institucional vigente en un Estado por parte de un grupo de personas que pretenden, mediante la fuerza, sustituir o derrocar el régimen existente, sustituyéndole por otro propicio y generalmente configurado por las propias fuerzas golpistas. Este ataque contra la soberanía implica que la mayoría de los golpes de Estado supongan la retención de los organismos depositarios de aquélla (cámaras parlamentarias, gobierno) o de sus miembros. Los participantes suelen tener control sobre elementos estratégicos de las fuerzas armadas y de la policía y, para asegurar el triunfo de su acción, intentan hacerse con el de los medios de comunicación.
Durante muchos años el golpe de Estado ha sido un instrumento habitual para el derrocamiento de gobiernos en el Tercer Mundo. La pobreza, la insuficiente madurez política, económica y social, y una larga tradición de liderazgo militar, han hecho que muchos países sean especialmente propensos a derrocar a los gobiernos de este modo. Ahora esta pauta parece prevalecer en algunas de las naciones de África.


La dictadura militar en Argentina
24 de marzo de 1976 - 10 de diciembre de 1983

El 24 de marzo de 1976 ocurrió lo que muchos esperaban: Isabel Perón fue detenida y trasladada a Neuquén. La Junta de Comandantes asumió el poder, integrada por el Teniente Gral. Jorge Rafael Videla, el Almirante Eduardo Emilio Massera y el Brigadier Gral. Orlando R. Agosti. Designó como presidente de facto a Jorge Rafael Videla. Dispuso que la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea compondrían el futuro gobierno con igual participación. Comenzó el audodenominado "Proceso de Reorganización Nacional".José Martínez de Hoz fue designado ministro de Economía y, el 2 de abril, anunció su plan para contener la inflación, detener la especulación y estimular las inversiones extranjeras.La gestión de Martínez de Hoz, en el contexto de la dictadura en que se desenvolvió, fue totalmente coherente con los objetivos que los militares se propusieron.Durante este período, la deuda empresaria y las deudas externas pública y privada se duplicaron. La deuda privada pronto se estatizó, cercenando aún más la capacidad de regulación estatal.Con ese clima económico, la Junta Militar impuso el terrorismo de Estado que, fuera de enfrentar las acciones guerrilleras, desarrolló un proyecto planificado, dirigido a destruir toda forma de participación popular. El régimen militar puso en marcha una represión implacable sobre todas las fuerzas democráticas: políticas, sociales y sindicales, con el objetivo de someter a la población mediante el terror de Estado para instaurar terror en la población y así imponer el "orden", sin ninguna voz disidente. Se inauguró el proceso autoritario más sangriento que registra la historia de nuestro país. Estudiantes, sindicalistas, intelectuales, profesionales y otros fueron secuestrados, asesinados y "desaparecieron". Mientras tanto, mucha gente se exilió.

Algunas acciones del nuevo gobierno:


  • Suspende la actividad política.
  • Suspende los derechos de los trabajadores.
  • Interviene los sindicatos.
  • Prohíbe las huelgas.

  • Disuelve el Congreso.

  • Disuelve los partidos políticos.

  • Destituye la Corte Suprema de Justicia.

  • Interviene la CGT.

  • Interviene la Confederación General Económica (CGE).

  • Suspende la vigencia del Estatuto del Docente.

  • Clausura locales nocturnos.

  • Ordena el corte de pelo para los hombres.
  • Quema miles de libros y revistas considerados peligrosos.

  • Censura los medios de comunicación.

  • Se apodera de numerosos organismos.

    La censura
Comunicado N° 19, 24/03/76
Se comunica a la población que la Junta de Comandantes Generales ha resuelto que sea reprimido con la pena de reclusión por tiempo indeterminado el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare comunicados o imágenes provenientes o atribuidas a asociaciones ilícitas o personas o grupos notoriamente dedicados a actividades subversivas o al terrorismo. Será reprimido con reclusión de hasta diez años, el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare noticias, comunicados o imágenes, con el propósito de perturbar, perjudicar o desprestigiar las actividades de las Fuerzas Armadas, de Seguridad o Policiales. (Diario "La Prensa", 24 de marzo de 1976).
Los "subversivos"

"El término "subversión" englobaba a las organizaciones guerrilleras -prácticamente ya extinguidas en marzo de 1976- pero también a los activistas o simpatizantes de cualquier movimiento de protesta o crítica social: obreros, universitarios, comerciantes, profesionales, intelectuales, sacerdotes, empresarios y más... No hubo "errores" ni "excesos", sino un plan deliberado. (Historia Visual de la Argentina contemporánea, Clarín, El "Proceso" Militar).

La guerra sucia

La "desaparición" fue la fórmula más siniestra de la "guerra sucia": el "objetivo" era secuestrado ("chupado") por un comando paramilitar ("grupo de tareas" o "patota") donde, convertido en un número y sin ninguna garantía legal, quedaba a merced de sus captores. La desaparición de personas fue un programa de acción, planificada con anticipación, estableciéndose los métodos por los cuales llevarlo a la práctica: arrojando a los "desaparecidos" al Río de la Plata (previa aplicación de sedantes) desde aviones o helicópteros militares y en fosas comunes; fusilamientos y ocultamiento de cadáveres, sin ningún tipo de identificación.

La tortura

Todos estaban incluidos en la categoría de "enemigos de la nación". La metodología implementada consistió en la desaparición de personas, las cuales en realidad eran llevadas a centros clandestinos de detención, operados por las FFAA., donde se los sometía a interrogatorios basados en tormentos físicos.

Los campos de detención


Se levantaron centros clandestinos de detención y torturas. En estos laboratorios del horror se detenía, se torturaba y se asesinaba a personas. Se encontraban en el propio centro de las ciudades del país, con nombres tristemente famosos, como la ESMA, el Vesubio, El Garage Olimpo, El Pozo de Banfield o La Perla. Existieron 340 distribuidos por todo el territorio. Locales civiles, dependencias policiales o de las propias fuerzas armadas fueron acondicionados para funcionar como centros clandestinos. Estas cárceles clandestinas tenían una estructura similar: una zona dedicada a los interrogatorios y tortura, y otra, donde permanecían los secuestrados. Ser secuestrado o "chupado", según la jerga represora, significaba ser fusilado o ser arrojado al río desde un avión o helicóptero.


Los desaparecidos


Debido a la naturaleza, una desaparición encubre la identidad de su autor. Si no hay preso, ni cadáver, ni víctima, entonces nadie presumiblemente es acusado de nada. (Amnistía Internacional, en su informe sobre la desaparición de personas por motivos políticos).Hubo miles de desaparecidos: la Conadep constató más de 9.000 casos. Los organismos de derechos humanos hablan de más de 30.000.


Apropiación de chicos


Además del secuestro de adultos, hubo un plan sistemático de apropiación de niños. Los niños robados o que las madres parían en los centros de detención fueron inscriptos como hijos propios por muchos miembros de la represión, vendidos o abandonados en institutos. Durante la dictadura, los militares consideraban que los hijos de los desaparecidos debían perder su identidad. Por eso los hacían desaparecer y los entregaban a familias de militares. Ellos pensaban que la subversión era casi hereditaria o que se trasmitía a través del vínculo familiar. De la misma forma que a los hijos de desaparecidos se intentó quitarles su familia, a la sociedad en general se intentó quitarle esos antecedentes que, como los padres de esos chicos, eran considerados subversivos. (Diario "Página 12", 10 de diciembre de 1995) .


La noche de los lápices (16/9/76)

La operación conocida como la “Noche de los lápices”, que se desarrolló entre agosto y octubre de 1976, implicó el secuestro y desaparición de estudiantes secundarios de la ciudad de La Plata, que habían luchado en defensa de un boleto estudiantil.

Madres de Plaza de Mayo

El grupo Madres de Plaza de Mayo nació en 1977, integrado precisamente por madres de desaparecidos, cuya lista engrosaron también algunas de sus fundadoras. Se convirtieron en el más activo sector de oposición al gobierno.

Desindustrialización


La pequeña y mediana empresa fue sacrificada en el altar de la eficiencia, iniciándose un proceso de acelerada desindustralizacion, ante la imposibilidad de competir con productos provenientes del exterior. La aplicación de las recetas neoliberales no resolvió, sino que profundizó los problemas económicos.
EspeculaciónA comienzos de 1977, el ministro de Economía, José Martínez de Hoz, inició un experimento monetario, denominado "la tablita". Fue un sistema de devaluaciones preanunciadas que, sumado a la "ley de entidades financieras" de junio de ese año (que liberó el mercado de dinero y dio garantía estatal a los depósitos a plazo fijo), dio comienzo a la especulación o "bicicleta financiera".


La plata dulce





La dictadura implementó un plan basado en el liberalismo monetario, que era apoyado por bancos extranjeros y organismos internacionales. El funcionario encargado de cumplir el plan económico de los militares fue José Alfredo Martínez de Hoz. Puso fin al Estado intervencionista, a la protección del mercado interno y al subsidio a empresas. Se congelaron los sueldos. Dejó actuar al mercado libremente. Los resultados finales fueron desastrosos. Hubo un gran endeudamiento externo, las industrias quebraron y, al finalizar la dictadura, se desató la inflación.
El conflicto del Beagle

Las cuestiones limítrofes entre la Argentina y Chile estuvieron condicionadas por las circunstancias políticas imperantes en cada país. Bajo regímenes dictatoriales en ambas naciones, las diferencias fronterizas estuvieron a punto de derivar en una guerra abierta. En 1978, luego de que la Argentina rechazó el fallo arbitral británico, el conflicto por el Beagle alcanzó su punto más álgido. El 8 de enero de 1979, la Argentina y Chile firmaron el Acta de Montevideo, que sometía el entredicho a la mediación del Papa. Finalmente, la propuesta papal, conocida a través del cardenal Antonio Samoré, se dio a conocer el 12 de diciembre de 1980 y fue aceptada por la Argentina en 1984 después de una consulta popular no vinculante, en la que el "sí" al acuerdo se impuso por un amplio margen de votos. (Historia Visual de la Argentina contemporánea, Clarín, La Política Exterior).

El Mundial '78






El triunfo final de la selección argentina en el Mundial de Fútbol ha supuesto que la Junta Militar que dirige el Gral. Videla haya cubierto con creces los objetivos que se propuso al emprender la organización del campeonato. Durante 25 días, los problemas del país argentino han pasado a un segundo plano y el título mundial conseguido por su selección los mantendrá oculto por más tiempo aún. (Diario "El País", junio de 1978)


1982: La guerra de las Malvinas












En medio de la crisis política, económica y social del régimen militar, sorpresivamente el 2 de abril de 1982, tropas argentinas recuperaron las islas Malvinas. Tras frustrados intentos diplomáticos, la fuerza de tareas británica llegó al Atlántico sur y comenzaron las hostilidades. Con hitos como el hundimiento del crucero "General Belgrano" -que produjo 322 muertos- y del destructor británico "Sheffield", la guerra concluyó el 14 de junio, con la rendición argentina. La derrota marcó el derrumbe político del régimen. El regreso de los soldados arrojó luz sobre las sospechas de lo que habían padecido, sin los pertrechos y el entrenamiento suficientes para enfrentar a los británicos. Para defender las islas del ataque de ingleses bien entrenados y equipados, la junta militar procedió a reclutar jóvenes argentinos, sin instrucción militar, la mayoría de los cuales provenía de provincias pobres del interior del país. La derrota catastrófica de Malvinas y el conocimiento de la muerte de centenares de jóvenes argentinos (más de 600), deterioraron el frente militar, pero sobre todo, la reputación del ejército, al cual se consideró como mayor responsable del desastre.









jueves, 6 de marzo de 2008

12 DE MARZO - Día del Escudo Nacional



Símbolo de UNIÓN y LIBERTAD



Aunque el uso de este símbolo patrio suele estar limitado más al ámbito oficial que al popular, su origen formal es un tanto incierto, aunque nace en los albores de nuestra patria y refleja en su significado los ideales de nuestra Nación.
EL ORIGEN

El nacimiento del Escudo Nacional no tiene fecha cierta, pero alrededor de su origen hay sin embargo unas cuántas certezas:
- Desde que se instaló la Primera Junta en 1810, en todos los documentos oficiales y actos gubernamentales se utilizaban las mismas "armas reales" (dibujo a modo de escudo) que durante el virreinato (ver imagen 1), hasta que en 1813 fueron sustituidas por el escudo adoptado por la Asamblea General Constituyente que asumió ese año.- La Asamblea encomendó al diputado por San Luis, Agustín Donado, que se encargara de la elaboración de un sello oficial destinado a legitimar sus resoluciones, para reemplazar al utilizado durante el gobierno virreinal. Donado confió el trabajo a un reconocido grabador de la época: Juan de Dios Rivera. Por otra parte, se ignora quién hizo los dibujos originales, aunque algunas versiones dan a Bernardo de Monteagudo como su gestor


- El sello finalmente adoptado por la Soberana Asamblea de 1813 (ver imagen 2) da origen finalmente al Escudo Nacional Argentino. Ello se desprende de las evidencias y del indisimulable parecido entre ambos, aunque no se conoce decreto ni resolución alguna que imponga la adopción de dicho sello como símbolo patrio. De todos modos, se estima que esta medida pudo haber sido tomada en las primeras sesiones de la Asamblea (que se instaló el 31 de enero de 1813), pues se conservan dos cartas de ciudadanía expedidas por aquélla el 22 de febrero en las que aparece por primera vez el escudo estampado en un sello de lacre. Una de ellas (que se encuentra guardada en el Museo Histórico Nacional) fue extendida a favor de don Antonio Olavarría, mientras que la otra fue otorgada al extranjero Don Francisco de Paula Saubidet. Ambas están firmadas por el general Alvear, presidente del Cuerpo, y por el secretario Vieytes.
- El 12 de marzo de 1813 aparece la primera mención oficial expresa acerca del sello. La sesión de ese día dice: "Hecha una moción en este día por uno de los ciudadanos representantes para que se designe al Supremo Poder Ejecutivo el sello que debe usar en sus diplomas y contestaciones oficiales, se acordó por unanimidad de votos lo siguiente: La Asamblea General Constituyente ordena que el Supremo Poder Ejecutivo use el mismo sello de este Cuerpo Soberano, con la única diferencia de que la inscripción del círculo deberá ser "Supremo Poder Ejecutivo de las Provincias Unidas del Río de la Plata"."(Ver imagen 3)Firmaban el acta Tomás Valle (Presidente) e Hipólito Vieytes (Secretario), y la frase reemplazaba a la utilizada hasta entonces, que era "Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata". Así quedó instituido nuestro actual escudo, y tiempo después se fijó el "Día del Escudo Nacional" en rememoración de aquella trascendente jornada.- Otro decreto de la Asamblea, fechado el 27 de abril, ordena que las armas del rey sean sustituidas por las armas (el escudo) de la Asamblea en los lugares públicos o cuando figuren en los escudos y banderas de algunas corporaciones. De este modo le asigna carácter de emblema nacional a ese sello.

FORMAS, COLORES Y SIGNIFICADO



Según las explicaciones de la heráldica (entendida como el conjunto de conocimientos, principios y reglas que enseñan a explicar y combinar las distintas figuras, signos y divisas que componen las armerías de un linaje, ciudad o persona) podemos determinar el significado del Escudo Nacional Argentino:


Si bien se ignora quién ideó la utilización de los emblemas que lo componen, se sabe que en conjunto representan gloria, unión y libertad, tres de los ideales básicos soñados con el nacimiento de la nueva Nación.


Su dibujo es el de un escudo de forma oval, dividido y con su campo inferior de plata (blanco) y el superior de azur (azul oscuro en la heráldica). En el cuartel inferior se estrechan dos manos derechas, que sostienen una pica que a su vez, ya en el campo superior, sostiene un gorro frigio que mira hacia la diestra. Corona el escudo un sol naciente con 21 rayos (alternándose rectos y flamígeros), mientras que ambos lados están enmarcados por guirnaldas de laurel, cuyas dos ramas están unidas en la parte inferior por una cinta celeste y blanca.


Escribió Domingo Faustino Sarmiento sobre nuestro Escudo Nacional:


"El sol de la civilización, que alborea para fecundar la vida nueva;


la libertad con el gorro frigio sostenido por manos fraternales,


como el objeto y fin de nuestra vida,


una oliva para los hombres de buena voluntad;


un laurel para las nobles virtudes;


he aquí cuánto ofrecieron nuestros padres


y lo que hemos venido cumpliendo nosotros como república


y harán extensivos a todas estas regiones como nación,


nuestros hijos".


En cuanto a los colores, no existe una disposición que los fije con exactitud, pero los propios para cada elemento surgen de la natural coloración de sus atributos, como se explica a continuación.



El Óvalo: Las dimensiones de sus ejes guardan entre sí la proporción 14/11 (es decir que si de alto mide por ejemplo 14 centímetros, de ancho medirá 11). Está dividido por una línea horizontal en la parte media, y los colores nacionales -azul y blanco- constituyen los dos cuarteles del escudo. El inferior es blanco y el superior es celeste, pues se da como un hecho que el azul debe ser del mismo matiz celeste que nuestra bandera nacional.



El Sol: Figurado hasta tener rostro, el sol naciente sobre el extremo del campo superior simboliza el nacimiento de la nueva nación. Posee veintiún rayos visibles, diez de ellos flamígeros (es decir, con forma de llama) y los once restantes rectos, cuya longitud es igual a siete octavos del diámetro de la parte central del sol. Su color es amarillo oro.

Los Brazos: Desnudos, ingresan desde ambos flancos del cuartel blanco, inclinados elevándose hacia el centro a 45º sobre la horizontal. Las manos diestras se encajan en forma de apretón en el cuadro inferior del óvalo, sosteniendo la pica. Son de color carne y representan la unión de los pueblos de las Provincias Unidas del Río de la Plata.



La Pica: Es una especie de lanza corta que representa el propósito de sostener la libertad (simbolizada en el gorro frigio) con las armas si fuera necesario. Su trazado se corresponde con el eje mayor (vertical) de la elipse, a cuyo pie no llega. Sostenida por las manos estrechadas, la pica es de color madera, material con el que se confecciona su asta.



El Gorro Frigio: Es el símbolo de la libertad. Aunque su nombre es en realidad "gorro de gules", suele ser comúnmente denominado "frigio" por ser semejante al usado por los frigios, que adoptaron luego como emblema de libertad los revolucionarios franceses de 1793 y posteriormente los republicanos españoles. Los frigios eran un pueblo de la antigua Asia Menor, de civilización adelantada, que constituyeron un pueblo independiente en tiempos de Midas (último rey de Frigia) a fines del siglo VII a. C., cuando fueron destruidos por los cimerios. Está sostenido por la pica, mirando a diestra, a la altura de la parte central del cuartel superior. Su extremo aparece estrangulado y forma una bola. El gorro de gules es de color rojo, de acuerdo con la tradición de la Revolución Francesa.



Los Laureles: Los laureles son símbolos heráldicos de victoria y triunfo, y evidencian la gloria militar adquirida en Suipacha y en Tucumán. La rama izquierda posee veintitrés hojas en el lado interior y veinticinco en el exterior. La derecha, veintiuna en el interior y veinte en el exterior. Las ramas de laurel no se entrelazan sobre el sol, peor ocultan su parte inferior. Sus tallos se cruzan en la parte inferior del escudo, entrelazados por un moño de cinta. Como resulta natural, los laureles son de color verde.



La Cinta: En forma de moño, entrelaza con los colores de la Bandera Nacional los laureles que bordean al escudo. Sus colores azul, plata (blanco) y azul, similares a los de los dos cuarteles del óvalo, son alusivos a la nacionalidad argentina.

VARIANTES




Con el paso de los años y la sucesión de diversos gobiernos en contextos históricos muy diferentes, nuestro Escudo Nacional fue sufriendo numerosas alteraciones, en la búsqueda por adaptarlo a la realidad o a las necesidades de cada momento.Las primeras modificaciones fueron decididas por la propia Asamblea General Constituyente bajo cuyo manto tuvo origen, y se refirieron fundamentalmente a la supresión de la figura del sol naciente y al agregado de trofeos militares que acentuaran la trascendencia de las victorias obtenidas.
Posteriores cambios pudieron verificarse en sellos de documentos oficiales y en grabados de diversas publicaciones, en los que se puede observar un sol con rostro más angelical o con diferente número de rayos, el agregado de banderas, variantes en las proporciones de la elipsis y modificaciones en la forma o en la inclinación del gorro frigio, entre otras alteraciones.Semejante variabilidad del símbolo patrio llevó a la necesidad de su reglamentación, para poner fin a las modificaciones caprichosas y lograr su uniformidad definitiva. Finalmente, el Decreto Nº 10.302 del 24 de abril de 1944 vuelve a las fuentes y deja el Escudo Nacional Argentino con los mismos rasgos que tuvo en su origen. La resolución oficial establece que "El escudo Nacional será reproducción del sello usado por la Soberana Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata de 1813, cuyo uso fuera autorizado por la propia Asamblea al Segundo Triunvirato en su carácter de Supremo Poder Ejecutivo, mediante decreto del 12 de marzo de 1813."Es de desear que los valores, sueños y convicciones representados en nuestro Escudo Nacional mantengan la fuerza y la vigencia de antaño, transmitiéndose de generación en generación y puestos en práctica hasta en las más pequeñas acciones de cada día, esas que sumadas pueden producir grandes cosas, como el nacimiento de una Patria libre y unida.
Imagen 1: Timbre de papel sellado español usado durante los primeros años de la Revolución.Imagen 2: Sello que utilizó la Soberana Asamblea del Año XIII. Imagen 3:Sello que comenzó a utilizar el Supremo Poder Ejecutivo tras el decreto del 12 de marzo de 1813.Imagen 4: Escudo Nacional Argentino y escudos provinciales argentinos.

Más información:
www.presidencia.gov.arwww.galeon.com

lunes, 3 de marzo de 2008

BIENVENIDO 2008


¡Comencemos con renovadas energías este nuevo ciclo lectivo!

¡MUY BUEN AÑO PARA TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA DE LA ESCUELA "ARTURO MATEO BAS"!
Siguiendo este link podrás acceder al calendario escolar:
Aquí encontrarás recursos para reflexionar sobre aspectos importantes de nuestra historia y realidad cotidiana.