domingo, 29 de junio de 2008

Mitología griega. EL ORIGEN DEL MUNDO III



LA GUERRA DE LOS DIOSES

En lo alto del cielo se encuentran los dioses Titanes, llamados Uránidas, hijos de Urano, varones y niñas. Los encabeza el menor, el más joven de los dioses, artero, ruin y cruel. Es Cronos, el que enfrentó a su padre, lo lastimó y liberó el universo, creó el espacio, dio nacimiento a un mundo diferenciado, organizado.
Junto a Cronos (el rey), se encuentran los Titanes.
¿Y los Cíclopes y Hecatonquiros? ¿Cuál es su suerte? Todo permite suponer que el celoso y artero Cronos, temeroso de que estén tramando un ataque a traición, encadena a los Cíclopes y a los Hecatonquiros y los arroja al mundo infernal. En cambio, sus hermanos y hermanas Titanes se unen a él. En especial hay una llamada Rea, que aparece como una suerte de doble de Gea.

En la barriga paterna

Cronos se une a Rea y tiene hijos que a su vez tendrán otros hijos. Éstos conformarán una nueva generación de divinidades, la segunda de dioses individualizados, con sus nombres, relaciones y sectores de influencia. Pero el desconfiado y celoso Cronos, ávido de poder, recela a sus hijos. Sabe, gracias a la advertencia de su madre Gea, que alguno de ellos lo destronará. Por ello, cada vez que tiene uno, lo devora, lo encierra en su vientre. Es así como los hijos de Cronos y Rea están encerrados en la barriga paterna.

Un día, Rea decide poner fin a esa actitud escandalosa de Cronos con sus propias armas. Cuando el último de sus hijos – Zeus- , el varón más joven está a punto de nacer, Rea va a Creta, donde da a luz clandestinamente. Confía el bebé al cuidado de otros seres divinos, las Náyades, que lo criarán en el interior de una gruta para que Cronos no sospeche nada ni escuche el llanto del recién nacido. Cronos no sospecha. Pero, como sabía que Rea estaba encinta, espera ver al pequeño que ella a dado a luz y que debe presentarle. ¿Qué le entrega a ella? Una piedra. Una piedra envuelta en los pañales del niño. De un solo golpe, Cronos devora la piedra envuelta en pañales. Por consiguiente, toda la prole de Rea y Cronos está en el vientre del padre, y encima de todo hay una piedra.

Mientras tanto, en Creta, Zeus crece y se hace fuerte. Cuando llega a la madurez, se le ocurre que Cronos debe pagar sus culpas para con sus hijos. ¿Cómo enfrentarlo? A través de la astucia, a la que los griegos llaman metis. El ardid de Zeus consiste en hacer que Cronos tome un vomitivo (phármakon). Rea se lo ofrece. Apenas lo traga, Cronos vomita la piedra, luego a Hestia y a continuación a todos los dioses y diosas que había devorado.
Después de la piedra, sale en primer lugar la más joven y al final el más anciano.


Un alimento de inmortalidad

He aquí un conjunto de dioses y diosas que se unen a Zeus. Comienza entonces lo que se puede denominar la “guerra de los dioses”, esto es, su enfrentamiento en un combate prolongado de desenlace indefinido, que dura muchísimo tiempo.

En torno de Cronos se reúnen los dioses Titanes, frente a ellos, en torno a Zeus, se agrupan los llamados Crónidas u Olímpicos.

En la batalla abundan los artificios. El papel determinante en esta batalla indefinida no pertenece a la violencia ni menos aún a la mayor fuerza sino a la astucia y a las artimañas. Es por eso que un personaje al que llaman Titán, aunque pertenece a la segunda generación – es Prometeo, el hijo del Titán Jápeto, deberá pasar al bando de Zeus para dar al joven dios precisamente lo que le falta: la astucia.

Gea explica a Zeus que para triunfar debe reunir a esos seres emparentados con los Titanes pero que no están en su bando: se refiere a los tres Cíclopes y a los tres Hecatonquiros. Porque los Titanes son divinidades primordiales que poseen la brutalidad de las fuerzas naturales; para vencer y someter a las potencias del desorden, seres puramente racionales y metódicos no lo lograrían. Zeus necesita contar en su campo con personajes que encarnan la brutalidad violenta y el desorden apasionado que representan los Titanes.

Entonces Zeus libera a los Cíclopes y a los Hecatonquiros que están dispuestos a brindarle su fuerza. Para asegurarse su lealtad Zeus debe comprometerse a concederles el néctar y la ambrosía, alimentos de inmortalidad, si combaten a su lado.

Los Cíclopes le ofrecen al joven dios un arma invencible: el rayo. Éste, en la mano del dios, es un condensado de luz y fuego increíblemente poderoso y ágil. Se comprende que los Cíclopes tengan un solo ojo: en sí mismo es como el fuego. La mirada de estos seres es como la luz que brota del ojo. Pero lo que sale del ojo de Zeus es la del rayo. Cada vez que se vea en peligro, fulminará a sus enemigos. Por un lado están los Cíclopes con su ojo; por el otro los Hecatonquiros que tienen cien manos: son el puño, la fuerza.

Esta batalla conoce un punto culminante. En lo más intenso de la lucha entre las potencias divinas, el mundo vuelve a un estado caótico. Los Titanes caen al suelo. Zeus los derriba con los azotes de su rayo y bajo el puño de los Hecatonquiros. Los Cien Brazos los vences y arrojan al mundo subterráneo. No se los puede matar porque son inmortales. Pero se los arroja al Tártaro sombrío. Para que no puedan volver a la superficie, Poseidón construye una muralla triple de bronce y coloca a los Cien Brazos como custodios, para que no puedan escapar del Tártaro.

viernes, 27 de junio de 2008

TEXTO EN HOMENAJE A LAS VICTIMAS DEL ATENTADO A LA A.M.I.A.-D.A.I.A.



LEY Nº 193 L.C.B.A



El 18 de julio de 1994 una bomba explotó en la sede de la A.M.I.A. (Asociación Mutual Israelita Argentina), en el corazón de nuestra ciudad. Como consecuencia de este feroz atentado 86 personas murieron y más de 300 resultaron heridas. Esta cifra impactante crece aún más si consideramos a las personas que en esta tragedia se quedaron sin su mamá, sin su papá, sin un hermano, sin un hijo. Tomemos conciencia de que sus vidas cambiaron para siempre.



El ataque estaba dirigido a la comunidad judía, pero atentaron contra toda la sociedad argentina. En la explosión murieron niños y adultos, trabajadores, vecinos y peatones Nuestra ciudad y nuestro país se encuentran desde entonces conmocionados por esta tragedia y entristecidos por la falta de justicia.



Ese lunes había sido hasta entonces un día muy normal. Computadoras que se encendían, puertas que se abrían, gente que buscaba trabajo, gente que pasaba por el lugar, mientras alguna radio comentaba la final del mundial de fútbol. Nada distinguía esa mañana de las demás.



Eran las 9:53 cuando una bomba destruyó la A M I A
El mundo se detuvo. La vida se detuvo. Una escena de horror sembrada de muertos y heridos. Escombros que sepultaron cuerpos, sueños y esperanzas. Caminantes que detuvieron su marcha para siempre.



Las personas no nacen repetidas; por eso, aquellos que fueron asesinados el 18 de julio de 1994 dejaron un enorme vacío en los corazones de sus familiares y de todas las personas sensibles y solidarias.



Los terroristas que colocan bombas no piden documentos de identidad para matar, no les interesa edades, ni tan siquiera credos. Sólo necesitan cantidades: el mayor número posible de vidas segadas. Su objetivo es sembrar terror, para dañar las reglas de convivencia democrática y pluralista que se afianzaron trabajosamente en la sociedad argentina. Por eso, no debemos olvidar la barbarie desatada en el atentado. La memoria es el espejo en donde miramos a los ausentes, pero también es el resorte que nos vincula al pasado y nos permite construir el futuro con sabiduría. La memoria, como las plantas, requiere riego continuo; gota tras gota, día tras día, año tras año. Hagamos que se mantenga firme y fresca.



Condenamos los actos terroristas en nombre del respeto a la vida. Queremos que se esclarezca lo sucedido para llegar a la verdad; es necesario exigir que se haga justicia, que la violencia atroz e indiscriminada no vuelva a repetirse. Que los sobrevivientes, los familiares y la sociedad argentina en su conjunto puedan superar lo sucedido.



Queremos vivir sin miedo y en paz. Apelamos a todos los hombres y mujeres para que en cada acción promuevan la solidaridad y la convivencia entre los seres humanos.
"Ama a tu prójimo como a ti mismo..." (Levítico 19, 18)
"Justicia, Justicia perseguirás para que vivas...'' (Deuteronomio 16. 20)

AGENDA EDUCATIVA - JULIO 2008


AGENDA EDUCATIVA – JULIO 2008

7. Día del Cooperativismo (1).
9.192. º Aniversario de la Declaración de la Independencia. Feriado Nacional Inamovible.
11. Día del Bandoneón (2).
18. Día de la Solidaridad con las Víctimas del Atentado Terrorista a la Sede de la AMIA-DAIA (3).
20. Día del Buen Compañero (4).

REFERENCIAS:


(1) La Ordenanza N. º 39.974 establece:
Art. 1. º: Inclúyase en el Calendario Escolar de cada año en todas las escuelas primarias dependientes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el 7 de julio como el “Día del Cooperativismo”.
(2) Declárese esta fecha por Ley N. º 26.035 con motivo del natalicio de Aníbal Troilo.
(3) La Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dictó la Resolución N.º 1076/99 que dispone: Art. 1.º: En cumplimiento de la Ley N.º 193 LCBA, el 18 de julio de cada año, se dará lectura en todas las instituciones educativas de nivel primario y medio, al inicio de cada turno, al “Texto en Homenaje a las Víctimas del Atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA)”, que, como anexo, forma parte de la presente resolución. En caso de coincidir la fecha con el receso escolar o día inhábil, se trasladará la actividad prevista al día hábil anterior.
Art. 2. º: Las autoridades y el cuerpo docente de las instituciones educativas de los niveles primario y medio dispondrán la utilización del texto citado en el artículo precedente, en situaciones de aprendizaje, con el objetivo de alentar la memoria, generar la reflexión y promover acciones inspiradas en los valores de libertad, justicia, verdad, tolerancia, igualdad, solidaridad y paz, con la participación de los distintos actores de la comunidad educativa.
(4) La Ordenanza N.º 48.499 determina: Art. 1.º: Institúyase el día 20 de julio de cada año como el “Día del Buen Compañero”, que será incorporado al Calendario Escolar de todas las escuelas dependientes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, entregándose el premio correspondiente en el acto de fin de curso.
Art. 2.º: La elección del destinatario del premio se efectuará anualmente, mediante el voto secreto de los alumnos, quienes tendrán en cuenta, según el nivel de que se trate, las virtudes personales, la aptitud para la convivencia y la colaboración grupal.




lunes, 23 de junio de 2008

Mitología griega. EL ORIGEN DEL MUNDO II


Urano parido por Gea, está acostado, tendido sobre ella. La pobre Tierra está embarazada de una serie de niños que no pueden salir de su regazo, que permanecen alojados allí donde Urano los concibió. Como Cielo jamás se separa de Tierra, no hay espacio que permita a sus hijos, los Titanes, salir a la luz y llevar una existencia autónoma.

Los hijos de Urano y Gea son los seis Titanes y sus hermanas. El primero se llama Océano. Es la faja líquida que rodea el Universo y corre en círculo. Es el río cósmico. El más joven de los titanes es Cronos, el de “los pensamientos pérfidos”. Aparte de los Titanes machos y hembras, nacen dos tríos de seres monstruosos. El primero es el de los Cíclopes (Brontes, Estéropes y Arges), seres poderosos de un solo ojo. Son ellos quienes fabricarán el rayo para dárselo a Zeus. El segundo trío está integrado por los Hecatonquiros, los cien Brazos: Coto, Briareo y Gies. Son seres monstruosos de estatura gigantesca, cincuenta cabezas y cien brazos, cada uno dotado de una fuerza terrible.
Aún no existe una verdadera luz porque Urano extiende sobre Gea una noche constante. Entonces, Gea se enfurece pues debe retener en su seno a sus hijos, que la inflan, la comprimen, la ahogan. De este modo, y gracias a una acción violenta de Cronos sobre su padre Urano, permite que éste se desprenda de la Tierra, se aparte de ésta y se ubico bien arriba, con sus estrellas brillando.
CRONOS LASTIMA A URANO, SU PADRE, Y PERMITE LA SEPARACIÓN DE ÉSTE DE GEA.

Cronos realiza una etapa fundamental del nacimiento del cosmos. Separa el cielo de la tierra. Crea entre ambos un espacio libre: todo lo que producirá la tierra, todo lo que dará nacimiento a los seres vivos, tendrá un lugar para respirar y vivir.
Tras el retiro de Urano, los titanes pueden salir del seno materno y procrear a su vez.
¿Qué sucedió con Caos? Abertura engendra dos hijos, Érebo y Nix, la Noche. Como prolongación de Caos, Érebo es el negro absoluto. La noche es distinta. Como Gea, engendra hijos sin aparearse con nadie: ellos son Éter, el Éter, la luz etérea, y Hémera, el Día, la luz diurna.
Nix llama al día. No hay noche sin día.
Así como Érebo es las tinieblas en estado puro, Éter es la luminosidad en estado puro. El Éter brillante es la parte del cielo adonde jamás llega la oscuridad, la que pertenece a los Olímpicos.

Volvamos a Urano. ¿Qué sucede cuando va a parar a lo alto del mundo? No vuelve a unirse con Gea salvo en el momento de las grandes lluvias fecundadoras.
De la sangre de la herida de Urano, provocada por su hijo Cronos, nacen los Gigantes y las ninfas de los fresnos. Los Gigantes son guerreros, la personificación de la violencia. Las Ninfas, Las Melíades, también son guerreras con vocación de masacre. Un nombre resume para los griegos esta violencia: Éride, el conflicto en todos sus géneros y formas, o la discordia.
Afrodita nace también luego de la separación entre Gea y Urano. Podemos decir que luego de este hecho fundamental se instituyen dos divinidades: ÉRIDE (discordia) y EROS (el
amor).

martes, 17 de junio de 2008

Un cuento para reflexionar sobre la importancia de la lectura



Los libros son mis ojos mágicos

por Manorama Jafa


Hace mucho tiempo, en la antigua India vivía un niño, Kapil. Le encantaba leer y también era muy curioso. Las preguntas se arremolinaban en su cabeza. ¿Por qué era redondo el sol y por qué cambiaba de forma la luna? ¿Por qué crecían tan altos los árboles? ¿Por qué no se caían las estrellas del cielo?

Kapil buscaba las respuestas en los libros de hojas de palmera escritos por venerables sabios. Y leía todo libro que encontraba.

Un día, Kapil estaba entretenido leyendo un libro. Su madre le entregó un paquete y le dijo: —Deja el libro y lleva esta comida a tu padre. Con seguridad tiene mucha hambre.

Kapil se puso de pie con el libro en la mano, tomó el paquete y salió de su casa. Siguió leyendo mientras caminaba por el áspero sendero accidentado del bosque. De pronto, tropezó con una piedra. Trastabilló y se cayó. Su pie comenzó a sangrar. Kapil se levantó y siguió leyendo con la mirada fija en el libro. Una vez más tropezó con una piedra y se dio de narices contra el suelo. En esta ocasión se lastimó mucho más, pero el texto escrito en la hoja de palmera le hizo olvidar su herida.

De pronto, un relámpago iluminó el bosque y se escuchó una risa melodiosa. Kapil miró hacia arriba. Una hermosa dama, vestida con un sari blanco y con la cabeza rodeada por un halo de luz, le sonrió. La dama estaba sentada sobre un elegante cisne blanco. Llevaba un rollo de pergamino luminoso en una mano y sostenía una veena (instrumento musical de cuerdas) en otras dos de sus manos. Extendió su cuarta mano hacia Kapil y le dijo: —Hijo mío, estoy impresionada por tu sed de conocimiento. Te concederé un don. Dime, ¿cuál es tu deseo más profundo?

Kapil parpadeó admirado. Saraswati, la Diosa del Conocimiento se encontraba frente a él. Con rapidez, el niño unió las manos, hizo una reverencia y musitó: —Oh Diosa, por favor concédeme un segundo par de ojos en los pies para que pueda leer mientras camino.

—Así sea —lo bendijo la Diosa. Tocó a Kapil en la cabeza y se esfumó entre las altas nubes.

Kapil miró hacia abajo. En sus pies pestañeaba un segundo par de ojos. Dio un salto de alegría. Luego corrió por el serpenteante sendero del bosque con la mirada fija en el libro mientras sus pies lo guiaban.

Su amor por la lectura permitió a Kapil crecer hasta transformarse en uno de los hombres más sabios de la India. Era famoso a lo largo y a lo ancho del país por su profunda sabiduría. También recibió otro nombre, Chakshupad, que en sánscrito significa "aquel que tiene ojos en los pies".

Saraswati es la diosa mitológica del aprendizaje, el conocimiento, la música y la elocuencia.

Esta antigua leyenda hindú narra la historia de un niño que descubrió que el conocimiento se adquiere a través de las palabras que los sabios escriben sobre hojas de palmera.

Los libros son nuestros ojos mágicos. Nos brindan conocimiento e información y nos guían por el difícil y accidentado sendero de la vida.


Traducción de la versión en inglés: Laura Canteros.


"Leer es mantener siempre vivas y despiertas las nobles facultades del espíritu, dándole por alimento nuevas emociones, nuevos sentimientos."

Nicolás Avellaneda


domingo, 15 de junio de 2008

Mitología griega. EL ORIGEN DEL MUNDO



El origen del Universo según “Érase una vez…El universo, los dioses, los hombres” de Jean-Pierre Vernant

¡Que había cuando aún no existía cosa alguna, cuando no había nada!
En el comienzo, lo que existía en primer término era la Abertura; los griegos la llamaban Caos. ¿Qué es el Caos? Es un vacío, un vacío negro. Espacio de caída, de vértigo y desconcierto, sin límites, insondable.

A continuación apareció la Tierra. Los griegos la llamaban Gea. Fue en el mismo seno de la Abertura que nació la Tierra. Representa lo opuesto de Caos. Posee una forma nítida, separada y precisa. En la Tierra, cada cosa tiene forma visible y es sólida. Gea es estable. Se la puede definir como aquello sobre lo cual los dioses, los hombres y las bestias pueden marchar con seguridad. Es el piso del mundo.

El mundo posee ahora un piso. Por un lado, éste se eleva hacia las alturas bajo la forma de montañas; por el otro se hunde bajo la forma de lo subterráneo. Esta subtierra se prolonga indefinidamente, por lo tanto lo que se encuentra en la base de Gea es siempre el abismo, el Caos.

La Tierra da a luz y alimenta todas las cosas. Bosques, montañas, grutas subterráneas, olas del mar, vasto cielo, todo nace de Gea, la madre Tierra.
Después de Gea, en tercer lugar aparece aquello que los griegos llaman Eros y más adelante “el viejo Amor”: el Amor Primordial. Expresa un impulso en el universo. Así como tierra surgió de Abertura, de Tierra va a brotar lo que contiene en las profundidades. Aquello que se encontraba mezclado en su seno será expulsado al exterior: ella lo pare sin unirse con nadie.

En primer término da a luz a un personaje muy importante, Urano, el Cielo, incluso con sus estrellas. A continuación expulsa al mundo a Ponto, es decir, el agua, todas las aguas, más precisamente la “Ola del mar”, término masculino en griego. Tierra los concibe sin unirse con nadie. Por la fuerza íntima que lleva en sí. Produce Cielo estrellado similar a sí misma, como una réplica sólida, firme y de la misma magnitud que ella. URANO SE EXTIENDE SOBRE ELLA.

Así, el mundo se constituye a partir de tres entidades primordiales: Caos, Gea, Eros y dos entidades paridas por Tierra: Urano y Ponto.

sábado, 14 de junio de 2008

MITOLOGÍA GRIEGA

Con los alumnos de sexto grado, y acompañados de sus maestras Azucena y María del Carmen, comenzamos a conocer el "origen del universo".

Así, leímos que en el comienzo lo único que existía era la Abertura (Caos). Luego descubrimos la aparición de la Tierra (Gea), Eros (el viejo amor), Urano (el cielo) y Ponto (el mar). Para luego abordar la castración de Urano.

Con posterioridad, conocimos a los Titanes y leímos del libro compilado por Olga Drennen, el primer capítulo "Prometeo, el protector".




Titán



En la mitología griega, los Titanes —masculino— y Titánides —femenino— (en griego antiguo Τιτάν, plural Τιτᾶνες) eran una raza de poderosos dioses que gobernaron durante la legendaria edad dorada.
Los Titanes fueron doce desde su primera aparición literaria, en la
Teogonía de Hesíodo; en su Biblioteca mitológica Apolodoro añade un decimotercero, Dione, una doble de Tea. Estaban relacionados con diversos conceptos primordiales, algunos de los cuales simplemente se extrapolaban de sus nombres: el océano y la fructífera tierra, el sol y la luna, la memoria y la ley natural.
Los doce Titanes de la primera generación fueron liderados por el más joven, Crono, quien derrocó a su padre, Urano (‘Cielo’), a instancias de su madre, Gea (‘Tierra’).
Posteriormente los Titanes engendraron una segunda generación, notablemente los hijos de
Hiperión (Helios, Eos y Selene), las hijas de Ceo (Leto y Asteria) y los hijos de Jápeto (Prometeo, Epimeteo, Atlas y Menecio).
Los Titanes precedieron a los
doce olímpicos, quienes, guiados por Zeus, terminaron derrocándolos en la Titanomaquia (‘Guerra de los Titanes’). La mayoría de ellos fueron entonces encarcelados en el Tártaro, la región más profunda del inframundo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Tit%C3%A1n_(mitolog%C3%ADa)


jueves, 5 de junio de 2008

ARTE - ANDREA



Colegas:

Observen con mucha atención el "arte" de nuestra querida Maestra Secretaria Andrea, a través de las siguientes pinturas.


¡MIREN ESA CARA!




HERMOSO. ¿NO?

domingo, 1 de junio de 2008

Personajes femeninos en la literatura infantil y juvenil


Diversos estudios han manifestado la presencia de estereotipos en los personajes femeninos de la literatura infantil actual. Se han analizado los roles adjudicados a las mujeres y a los varones, y los objetos que los identifican a unos y a otros. Guía de Letras rastrea este complejo tema en la Web.

Diversos estudios han manifestado la presencia de estereotipos en los personajes femeninos de la literatura infantil actual. Se han analizado los roles adjudicados a las mujeres y a los varones; los objetos que los identifican a unos y a otros; las actividades que realizan. Ricardo Martínez Llorca, en su artículo
“El duende de los estereotipos” (formato PDF), analiza esta noción en la ilustración de libros para niños.


En la literatura para niños y jóvenes se encuentran textos e ilustraciones que cristalizan estos conceptos, como así también otros que rompen con las representaciones estereotipadas y muestran a las niñas y a los niños en igualdad de condiciones para los juegos y las tareas.


Así, se puede nombrar el caso de la autora sueca Astrid Lindgren, quien, con su personaje entrañable Pippi Calzaslargas, muestra en el año 1945 a una niña divertida, que vive sola sin adultos y que se organiza muy bien sin ellos. Este texto lleno de humor y absurdo comienza así: “En los confines de una ciudad sueca había un huerto exuberante, y en él una casita de campo. En esta casita vivía Pipa Mediaslargas, niña de nueve años que estaba completamente sola en el mundo. No tenía padre ni madre, lo cual era una ventaja, pues así nadie la mandaba a la cama precisamente cuando más se estaba divirtiendo, ni la obligaba a tomar aceite de hígado de bacalao cuando le apetecían los caramelos de menta” (Pipa Mediaslargas, Juventud, Barcelona, 1975). Sobre esta autora que vale la pena leer y releer, existe un sitio oficial –en inglés–: http://www.astridlindgren.se/.


La periodista Tiina Meri, escribió, en el año 2005, un artículo titulado “Pippi Calzaslargas: rebelde sueca y ejemplo en el movimiento feminista”, donde manifiesta la adhesión a este personaje femenino por niños de distintas partes del mundo, sus diversas ediciones y adaptaciones televisivas, el sometimiento a distintas censuras y enlaces relacionados.
En nuestro país, María Elena Walsh es la representante de obras cuyos personajes femeninos tienen vital importancia. La revista virtual de Literatura Infantil y Juvenil Imaginaria realizó
un completo informe sobre esta autora, cuya permanente actitud de denuncia fue objeto de debate. Es casi imprescindible leerlo.


La prolífera obra de textos para niños de María Elena Walsh está poblada de personajes femeninos. La escritora encontró el modo de burlarse del concepto estereotipado de autoridad, exaltando a heroínas que parodian las de los cuentos tradicionales. En su novela Dailan Kifki, la escritora argentina cuenta la historia de un elefante que aparece de golpe y sin avisar en la casa de una “señorita”: la misma narradora. Esta joven no se asusta, trabaja, y adopta al elefante como debería hacerlo toda buena persona. Tres personajes femeninos coexisten en esta obra, mostrando distintos roles, estados de ánimo, actividades. El escritor Luis Daniel González, en su blog “Bienvenidos a la fiesta: cuaderno de notas y diccionario de literatura infantil y juvenil” realiza un breve recorrido por la obra de María Elena Walsh, deteniéndose en Dailan Kifki.


Matilda, del escritor galés Roald Dahl, es otro personaje femenino entrañable de la literatura para niños y jóvenes. Esta obra, cuya primera edición es de 1988, relata la historia de una niña lectora y valiente, que hace frente a la indiferencia de los adultos. Matilda no es sólo una niña “buena” sino una niña muy inteligente, capaz de engañar a sus padres y darles lecciones. Su inteligencia se asocia a su imaginación. La representación de una niña heroína tiene una sutileza dada por un atributo que suele señalarse como típicamente femenino: su caracter intelectual, sensible, para cuestionar radicalmente el mundo adulto. Como se señaló en Guía de Letras anteriormente, José Belón de Cisneros, en su artículo titulado “Matilda, una película de Danny de Vito, un libro de Roald Dahl”, realiza una comparación entre la obra literaria y su adaptación cinematográfica. A su vez, para ampliar la mirada sobre este gran escritor galés, es interesante leer “Realidad y ficción en los relatos de Roald Dahl”, un artículo de Blasina Cantizano Márquez, editado en la revista madrileña Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil, en el año 2002; como así también acceder a su biografía y a artículos relacionados en una página realizada por sus lectores, con la única intención de “difundir y homenajear su obra”.
¡GRACIAS ANDREA GALLÉ POR TU VALIOSO APORTE!