sábado, 6 de junio de 2009

10 DE JUNIO - Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas,Sector Antártico e Islas del Atlántico Sur


Las Islas Malvinas son un archipiélago del Atlántico Sur, ubicado a 480 kilómetros de la costa Argentina. Las dos islas principales, Soledad y Gran Malvina, junto con los varios centenares de islotes que las rodean, son el eje de un conflicto por la soberanía sobre esos territorios entre Argentina y Gran Bretaña, cuyo gobierno las denomina Falkland Islands.


El nombre “Islas Malvinas” proviene del francés “Îles Malouines”, utilizado en 1764 por Louis Antoine de Bougainville para referirse a las islas porque allí vivían marineros del puerto de Saint-Malo, los primeros habitantes estables del archipiélago. “Falklands”, por su parte, fue el nombre dado a las islas por John Strong en 1690, en honor a Anthony Cary, quinto vizconde de Falkland, en nombre de quien había iniciado la expedición que lo llevó hasta allí.


El primer explorador europeo que observó las islas fue Sebald de Weert, un holandés, quien llegó hasta la zona en 1600. De hecho, algunos mapas antiguos se refieren al lugar como “Islas Sebald”. Luego se produjo la llegada de la expedición de Strong, en 1690, cuando el clima adverso desvió a su nave de su curso hacia Puerto Deseado. En 1764, Bougainville fundó el primer asentamiento permanente en las islas, pero dos años después el inglés John Byron estableció otro puerto (Egmont) y afirmó los derechos del rey Jorge III sobre esas tierras. Durante ese mismo año, España adquirió la colonia francesa y la puso bajo control de un gobernador subordinado a la administración colonial de Buenos Aires en 1767. En 1770, España atacó Egmont y expulsó a los ingleses. El episodio estuvo a punto de causar una guerra entre España y Gran Bretaña, y aunque la firma de un tratado en 1771 permitió una salida pacífica y el regreso de los británicos al puerto, ninguno de los dos estados renunció inicialmente a sus derechos soberanos. En 1774, los británicos abandonaron su colonia, aunque dejaron una placa que daba testimonio de sus pretensiones soberanas; lo mismo hicieron los españoles en 1811.


El 6 de noviembre de 1820, el coronel David Jewett, un marinero norteamericano contratado por un comerciante porteño que había recibido una patente de corso por parte del Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, José Rondeau, llegó a las islas e izó en el lugar la bandera de las Provincias Unidas. Pronto regresó a Buenos Aires, pero ya en 1828 se fundó una colonia permanente y una prisión y, en 1829, un 10 de junio, el gobernador de Buenos Aires, Martín Rodríguez, creó la Comandancia política y militar de las Islas Malvinas. En 1831 el gobernador de las islas Luis Vernet secuestró una nave pesquera estadounidense, por lo que la marina de ese país atacó el asentamiento y lo dejó prácticamente destruido. En enero de 1833, fuerzas británicas retomaron el control de las islas y designaron aun irlandés, William Dickinson, como gobernador, aunque permitieron que los pobladores del lugar permanecieran allí mientras no cuestionaran el gobierno británico.


Aunque Argentina nunca renunció a sus derechos soberanos sobre las islas, desde entonces el archipiélago estuvo bajo control británico. Sin embargo, desde la creación de la Organización de las Naciones Unidas, el gobierno argentino adoptó una política de reafirmación sistemática de la soberanía sobre las Malvinas, utilizando todos los recursos diplomáticos a su alcance. Desde entonces, el reclamo argentino se asienta en el principio de Uti Possidetis Juris, que significa “como poseías de acuerdo al derecho, poseerás”, y en el hecho de que Gran Bretaña abandonó su asentamiento en 1776 y renunció a su soberanía sobre él en el Tratado de San Lorenzo del Escorial de 1789-90, donde reconoció la soberanía española sobre las costas e islas de América del Sur. Los británicos, por su parte, insisten en los derechos de autodeterminación de los isleños, que prefieren seguir bajo soberanía británica y rechazan pasar a la jurisdicción argentina. La guerra de Malvinas de 1982 impuso un parate a las tratativas diplomáticas y, de hecho, hizo retroceder las posibilidades argentinas de recuperar las islas. Sin embargo, tras la recuperación de la democracia en 1983, el país ha retomado una vez más la vía diplomática para sus reclamos.


En 1973, el Congreso Nacional sancionó la ley 20.561, aún vigente, que fija el 10 de junio como “Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas e Islas del Sector Antártico”, en conmemoración del establecimiento de la Comandancia política y militar de las Islas Malvinas por Martín Rodríguez.

http://www.educared.org.ar/biblioteca/calendario/fechas/06/06_10.ASP

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal