lunes, 12 de agosto de 2013

12 DE AGOSTO - Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires



El 25 de junio de 1806, el general inglés Beresford invade Buenos Aires. El virrey Sobremonte huye a Córdoba y deja la ciudad desprotegida, por lo que los ingleses la ocupan fácilmente. Comienza entonces a organizarse la resistencia patriota, liderados por Juan Martín de Pueyrredón. Pero el 1. º de agosto de 1806, los ingleses triunfan en el Combate de Pedriel.

El 12 de agosto, llega Liniers con sus tropas de criollos y españoles, proveniente de Montevideo y ataca con éxito a los ingleses; por ende, los obliga a capitular.


Unión y patriotismo, dos fuerzas invencibles


Entre los tantos factores, internos y externos, que llevaron a la Revolución de Mayo y a nuestra posterior Independencia, el que conmemoramos hoy es seguramente uno de los más trascendentes.
El 12 de agosto de 1806 concluye la primera de las invasiones inglesas a la ciudad de Buenos Aires, cuando el General Beresford debe firmar la rendición ante Liniers, tras ser derrotado en varios combates dentro de la ciudad. Si retrocedemos un par de años en el tiempo, vamos a entender un poco mejor qué hacían, y qué querían hacer, los ingleses en América.
Ya en el siglo XIX, mucho de lo que ocurre en Europa tiene repercusión directa en América. En 1804, Napoleón Bonaparte se convierte en emperador de Francia, y en alianza con España va a la guerra con Gran Bretaña. No le fue muy bien en 1805, porque en la Batalla de Trafalgar la flota franco-española es vencida por los ingleses, que de esta manera quedan como “dueños” de los mares.
Entonces Napoleón, viendo que no podía combatir en el mar, les declara la guerra económica, ordenando el Bloqueo Continental. Esto quiere decir que no deja ingresar a Europa al comercio inglés. La economía británica se ve seriamente perjudicada y debe buscar nuevos mercados, tanto para obtener materias primas como puertos para comercializar sus manufacturas. De allí la invasión a las colonias españolas del Río de la Plata.
Ahora que ya sabemos a qué venían los ingleses a América, podemos introducirnos en los hechos que hoy conmemoramos. El 25 de junio de 1806, el General inglés Beresford invade Buenos Aires. El Virrey Sobremonte huye a Córdoba y deja la ciudad desprotegida, por lo que los ingleses la ocupan fácilmente.
Comienza entonces a organizarse la resistencia patriota, mediante un cuerpo de paisanos armados, liderados por Juan Martín de Pueyrredón, pero el 1º de agosto de 1806 los ingleses triunfan en el Combate de Pedriel.
Mientras tanto, Liniers se había trasladado a Montevideo para poder organizar la Reconquista de Buenos Aires, y el 12 de agosto llega con sus tropas de criollos y españoles y ataca con éxito a los ingleses, obligándolos a capitular.
Este gran triunfo fue muy relevante para los patriotas, que comenzaron a organizar nuevos cuerpos armados: Húsares, Patricios, Arribeños, Montañeses, Patriotas de la Unión, Migueletes, Granaderos Provinciales, Indios, Pardos y Morenos.
Tanto esta primera resistencia ante la invasión inglesa, como la segunda al año siguiente, constituyen uno de los factores desencadenantes de los acontecimientos de 1810, por cómo contribuyeron al desprestigio del gobierno español, porque el Virrey fue destituido y la colonia se defendió sin la ayuda de España.