martes, 27 de septiembre de 2016

Martes 27. Día de la Prevención del Maltrato Infanto-Juvenil.



    La Organización Mundial de la Salud define el maltrato infanto-juvenil como toda situación de abuso y desatención que padecen los menores de 18 años, incluyendo tanto el abuso sexual, la explotación comercial  y el maltrato físico y psicológico, así como la desatención o negligencia por parte de los adultos responsables, que pueda perjudicar el desarrollo pleno, la dignidad o la salud del niño.
    Es fundamental erradicar el maltrato infantil para que todos los niños, niñas y adolescentes puedan desarrollarse plenamente en un ambiente de contención familiar. Por esto, es prioritario profundizar en las acciones que tiendan a prevenir este tipo de conductas, tanto en el ámbito educativo, de salud y en los medios de comunicación masivos.
    El 27 de septiembre fue instituido como “Día de Prevención del Maltrato Infanto- Juvenil” en el territorio de la Ciudad de Buenos Aires, por ley 617/01, de esa legislatura.
   A la luz de los muchos casos de maltrato en niños, niñas y adolescentes, urge reforzar las acciones educativas destinadas a la concientización, capacitación y prevención de estas conductas.
    El día 27 de septiembre fue elegido como “Día de la Prevención del Maltrato Infanto- Juvenil”, por ser la fecha en que la Convención Internacional de los Derechos del Niño se sancionara en nuestro país.
    Fundamentos de la Ley 617/01. El día 20 de noviembre de 1989, la Convención de los Derechos del Niño fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, marcando un hito histórico en la defensa de los derechos humanos de los niños/as y adolescentes. La Argentina es país parte de la mencionada Convención.
    La Convención Internacional de los Derechos del Niño no está instalada todavía en su justa medida en la conciencia de las personas, para evitar el maltrato infanto-juvenil. Por lo cual consideramos trascendente, que nuestra Ciudad cuente con un día de Jornada sobre el Maltrato Infanto-Juvenil, para que desde todos los ámbitos profesionales que trabajan con la infancia y la adolescencia realicen un encuentro productivo, en relación al tema maltrato y abuso sexual, así como también se establezca ese día de Jornada, para que los niños/as y adolescentes puedan debatir el tema en los colegios públicos y privados.
    Esa labor tiene un sentido preventivo, para que los mismos actores estén sensibilizados, conozcan sus derechos, puedan cuidarse y pedir ayuda. De esta manera adherimos a otros países, como Francia que ha declarado un Día de Jornada Nacional, para el encuentro de todos los profesionales que trabajan con la infancia y la adolescencia..