sábado, 7 de marzo de 2009

8 DE MARZO. Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional (ONU)

¿Por qué un día para la mujer?

Las mujeres tienen un papel importante en la consecución de la paz y el progreso social. Su participación activa y en condiciones de igualdad respecto a los hombres, contribuye a la paz y la seguridad internacionales.
Las Naciones Unidas han querido reconocer dicha situación y en ese sentido, desde 1977, los estados miembros celebran el Día Internacional de la Mujer.
Podría pensarse que la igualdad de la mujer beneficia principalmente a la mujer. Sin embargo, esto no es realmente así. Por ejemplo, el aumento de la escolarización de las niñas provoca un crecimiento en la economía de un país, que en el largo plazo beneficia a toda la sociedad.
Por desgracia, a menudo no se permite a las niñas acudir a la escuela en los países más pobres, precisamente aquellos a los que más beneficiaría el crecimiento económico.
En los últimos años se ha avanzado mucho en el acceso de las mujeres a educación y a una atención sanitaria adecuada. Muchos países han adoptado leyes y reglamentos que aspiran a garantizar la igualdad de oportunidades de la mujer y el respeto de sus derechos. ¡Pero aún queda mucho por hacer!
El 8 de marzo
Es especialmente controvertida la explicación de por qué se eligió el día 8 de marzo como Día de la Mujer. La versión más escuchada en nuestro país (incluso la que aparece continuamente en los medios de comunicación) es que se conmemora un incendio provocado por el dueño de una fábrica el 8 de marzo de 1908 en Nueva York en el que murieron 129 mujeres trabajadoras que estaban en huelga.
Esta explicación carece de fundamento, ya que tal suceso no se produjo. Sí hubo un incendio en 1911 en una fábrica textil de Nueva York un 25 de marzo, en el que fallecieron 147 mujeres entre los 13 y 30 años, la mayoría inmigrantes que trabajaban en penosas condiciones.
Este error puede deberse a que los historiadores conservadores norteamericanos y europeos quisieron ocultar el origen comunista de esta celebración. La decisión de convertir esta celebración en una festividad internacional corrió a cargo de Clara Zetkin (1857-1933), líder del movimiento alemán de mujeres socialistas.
Pero la propuesta presentada no era del todo original. Tenía un antecedente en el que inspirarse, el Women's Day que las socialistas estadounidenses llevaban celebrando desde 1908, cuya finalidad era la reivindicación del derecho al voto para las mujeres.
En los primeros años, el Día Internacional de la Mujer se festejaba en fechas diferentes según los países. La fecha del 8 de marzo se consolidó a partir del levantamiento de mujeres rusas en esa fecha de 1917 reclamando alimentos, día que se considera el comienzo de la Revolución Rusa.
Sin embargo, e independientemente de su origen, se trata de una de las principales conmemoraciones internacionales. En ella se reclama igualdad de derechos y de condiciones de vida para las mujeres, en un mundo que tradicionalmente ha marginado a la mitad de su población por la única razón de su sexo.
Los avances han sido importantes en el siglo pasado en muchos países: concesión del derecho al voto, incorporación de la mujer al trabajo (y por lo tanto una cierta independencia económica) y el acceso progresivo a puestos de alta responsabilidad política.
Pero aún quedan muchas mujeres discriminadas en todo el mundo, privadas de los derechos más fundamentales, agredidas o maltratadas, sometidas incluso por sus propias familias, lo que nos debe recordar que este día está todavía lleno de su contenido original.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal