martes, 15 de abril de 2008

LA GUERRA DE TROYA


Los alumnos de sexto grado están observando algunas partes de la película TROY.

Dirección:Wolfgang Petersen


De esta manera comenzarán con la lectura de mitos griegos y romanos.


Aquiles y una cita con la Historia


En el Asia Menor y en las cercanías del Helesponto (hoy, estrecho de los Dardanelos) se levantaba la célebre ciudad de Troya, edificada a orillas del río Escamandro. Sus ruinas fueron descubiertas gracias a los trabajos de los arqueólogos Schliemann y Doerpfeld.

Algunos historiadores afirman que la ciudad fue construida por los pelasgos, mientras otros dicen que la erigieron los aqueos, quienes posteriormente formaron una minoría con lo cual predominó el elemento extranjero - de raza no helénica- lo que explica la guerra que se desatara por su culpa.


TROYA estaba defendida por gruesos muros de ladrillo que formaban un sólido recinto que protegía una ciudadela inferior. Sus reyes obtenían grandes beneficios derivados de su posición estratégica, pues cobraban impuestos a las embarcaciones que traficaban entre los mares Negro y Egeo.


La expansión comercial de los aqueos encontró un obstáculo en el poderoso reino Troyano, cuyas naves -en actos de piratería- llegaban más de una vez a la costa griega. Estas cuestiones, derivadas del comercio, motivaron la guerra entre aqueos y troyanos.


A las órdenes de Agamenón, rey de Micenas, los aqueos organizaron una fuerte coalición de pueblos helenos quienes con una poderosa escuadra de más de un millar de naves , se dirigieron a TROYA, sitiaron la ciudad por espacio de diez años y finalmente la destruyeron.


Homero, en la Iliada, afirma que el conflicto estalló por el rapto de Helena, esposa de Menelao, rey de Esparta. Éste, era hermano de Agamenón quien, para vengar la afrenta, organizó una flota confederada y destruyó a Troya. Esta explicación es insuficiente para justificar tan intensa lucha.


SÍNTESIS DE LA GUERRA DE TROYA


Paris, hijo de Príamo, rey de Troya, oyó el consejo de Afrodita (la diosa del amor) y se dirigió a Grecia donde raptó a Helena, esposa de Menelao (rey de Esparta). Para vengar la afrenta, su hermano Agamenón (rey de Micenas) reunió los ejércitos griegos y con 1.100 naves y cerca de 100.000 hombres partió rumbo al Asia Menor para destruir a TROYA. Entre otros guerreros, desembarcaron el fuerte y bravo AQUILES, el prudente Néstor y el astuto Ulises. El sitio a la ciudad se prolongó por espacio de diez años.


La Iliada


Este poema sólo canta un breve episodio de la guerra de TROYA. En cierto momento, Agamenón se apropió de una esclava perteneciente a AQUILES, lo que produjo una fuerte disputa entre ambos. Ofendido, Aquiles abandonó la lucha y se encerró en su campamento.

Alentados, los troyanos recuperaron terreno inclinando la guerra a su favor. Entonces Patroclo se vistió con las armaduras de su amigo Aquiles y marchó al combate, pero fue muerto por Héctor, el héroe de los troyanos, quien lo despojó de las armas. Para vengar la muerte de su amigo dilecto, AQUILES, se reconcilió con Agamenón y entró de nuevo en las filas de los guerreros. Héctor huyó, pero AQUILES lo persiguió y logró ultimarlo en un combate (Fin de La Iliada).



Diversos poemas posteriores, (La Odisea, la Eneida) explican el fin de la guerra. La lucha siguió entre ambos bandos. Paris, hermano de Héctor logró matar al héroe AQUILES, cuyo único punto vulnerable era el talón, pero al frente de los griegos quedó Ulises.
La ciudad de Troya resistió todos los ataques, protegida por los gruesos muros. Aconsejado por la diosa de la Sabiduría, Ulises mandó a construir un gigantesco caballo de madera, en cuyo interior se escondieron los principales helenos, mientras que el ejército -pretextando retirada- se embarcaba, alejándose de la zona.

El caballo quedó solo en la plaza y los troyanos decidieron introducirlo en la ciudad como trofeo de guerra. Por la noche, mientras festejaban el triunfo, los griegos abandonaron el caballo y abrieron las puertas de TROYA para que el ejército -que había desembarcado nuevamente- penetrara en la ciudad. Esta se defendió, pero finalmente fue incendiada y sus habitantes muertos o reducidos a la esclavitud. Helena, volvió a Esparta.
http://www.ateneohyv.com.ar/comentarios/troya.htm



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal