domingo, 1 de junio de 2008

Personajes femeninos en la literatura infantil y juvenil


Diversos estudios han manifestado la presencia de estereotipos en los personajes femeninos de la literatura infantil actual. Se han analizado los roles adjudicados a las mujeres y a los varones, y los objetos que los identifican a unos y a otros. Guía de Letras rastrea este complejo tema en la Web.

Diversos estudios han manifestado la presencia de estereotipos en los personajes femeninos de la literatura infantil actual. Se han analizado los roles adjudicados a las mujeres y a los varones; los objetos que los identifican a unos y a otros; las actividades que realizan. Ricardo Martínez Llorca, en su artículo
“El duende de los estereotipos” (formato PDF), analiza esta noción en la ilustración de libros para niños.


En la literatura para niños y jóvenes se encuentran textos e ilustraciones que cristalizan estos conceptos, como así también otros que rompen con las representaciones estereotipadas y muestran a las niñas y a los niños en igualdad de condiciones para los juegos y las tareas.


Así, se puede nombrar el caso de la autora sueca Astrid Lindgren, quien, con su personaje entrañable Pippi Calzaslargas, muestra en el año 1945 a una niña divertida, que vive sola sin adultos y que se organiza muy bien sin ellos. Este texto lleno de humor y absurdo comienza así: “En los confines de una ciudad sueca había un huerto exuberante, y en él una casita de campo. En esta casita vivía Pipa Mediaslargas, niña de nueve años que estaba completamente sola en el mundo. No tenía padre ni madre, lo cual era una ventaja, pues así nadie la mandaba a la cama precisamente cuando más se estaba divirtiendo, ni la obligaba a tomar aceite de hígado de bacalao cuando le apetecían los caramelos de menta” (Pipa Mediaslargas, Juventud, Barcelona, 1975). Sobre esta autora que vale la pena leer y releer, existe un sitio oficial –en inglés–: http://www.astridlindgren.se/.


La periodista Tiina Meri, escribió, en el año 2005, un artículo titulado “Pippi Calzaslargas: rebelde sueca y ejemplo en el movimiento feminista”, donde manifiesta la adhesión a este personaje femenino por niños de distintas partes del mundo, sus diversas ediciones y adaptaciones televisivas, el sometimiento a distintas censuras y enlaces relacionados.
En nuestro país, María Elena Walsh es la representante de obras cuyos personajes femeninos tienen vital importancia. La revista virtual de Literatura Infantil y Juvenil Imaginaria realizó
un completo informe sobre esta autora, cuya permanente actitud de denuncia fue objeto de debate. Es casi imprescindible leerlo.


La prolífera obra de textos para niños de María Elena Walsh está poblada de personajes femeninos. La escritora encontró el modo de burlarse del concepto estereotipado de autoridad, exaltando a heroínas que parodian las de los cuentos tradicionales. En su novela Dailan Kifki, la escritora argentina cuenta la historia de un elefante que aparece de golpe y sin avisar en la casa de una “señorita”: la misma narradora. Esta joven no se asusta, trabaja, y adopta al elefante como debería hacerlo toda buena persona. Tres personajes femeninos coexisten en esta obra, mostrando distintos roles, estados de ánimo, actividades. El escritor Luis Daniel González, en su blog “Bienvenidos a la fiesta: cuaderno de notas y diccionario de literatura infantil y juvenil” realiza un breve recorrido por la obra de María Elena Walsh, deteniéndose en Dailan Kifki.


Matilda, del escritor galés Roald Dahl, es otro personaje femenino entrañable de la literatura para niños y jóvenes. Esta obra, cuya primera edición es de 1988, relata la historia de una niña lectora y valiente, que hace frente a la indiferencia de los adultos. Matilda no es sólo una niña “buena” sino una niña muy inteligente, capaz de engañar a sus padres y darles lecciones. Su inteligencia se asocia a su imaginación. La representación de una niña heroína tiene una sutileza dada por un atributo que suele señalarse como típicamente femenino: su caracter intelectual, sensible, para cuestionar radicalmente el mundo adulto. Como se señaló en Guía de Letras anteriormente, José Belón de Cisneros, en su artículo titulado “Matilda, una película de Danny de Vito, un libro de Roald Dahl”, realiza una comparación entre la obra literaria y su adaptación cinematográfica. A su vez, para ampliar la mirada sobre este gran escritor galés, es interesante leer “Realidad y ficción en los relatos de Roald Dahl”, un artículo de Blasina Cantizano Márquez, editado en la revista madrileña Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil, en el año 2002; como así también acceder a su biografía y a artículos relacionados en una página realizada por sus lectores, con la única intención de “difundir y homenajear su obra”.
¡GRACIAS ANDREA GALLÉ POR TU VALIOSO APORTE!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal