martes, 22 de octubre de 2013

Frin en Nulda



  Con los alumnos de quinto grado seguimos leyendo “Frin" de Luis María Pescetti”.

  Llegamos al capítulo 21, en el cual Frin decide visitar a su querida Alma, la cual se había trasladado a Nulda, a la casa de sus abuelos, debido a los problemas familiares que atravesaba su madre, quien se estaba separando del padre de Alma. 

  Frin decide tomar un ómnibus e ir acompañado por Negrito (su perro), sin avisar a sus padres del viaje, el cual duraría unas dos horas aproximadamente.

  Ya en Nulda, Frin se siente perdido, pero una señora muy amable lo conduce hacia la casa del abuelo de Alma, en donde se encontraba viviendo ella. 

  Ambos (Frin y Alma) se encuentran y deciden tomar un paseo visitando la plaza. Luego a Frin lo invitan a tomar la merienda. Finalmente llega el momento de regresar.

  Frin saca su boleto y antes de subir al ómnibus le pregunta a Alma si estaba enamorada de Arno. Para alivio de nuestro protagonista recibe como respuesta que no.

  Posteriormente  se encuentra con la dificultad que no lo dejan viajar con su perrito. Se entabla  una fuerte discusión entre Frin y el chofer del ómnibus, hasta que aparece el abuelo de Alma y, enfrentándolo, comunica a los viajeros que no podrán salir de Nulda porque la ruta se encuentra ocupada por unos manifestantes…De manera que Frin debe quedarse un tiempo más en Nulda junto a Alma...

¿Qué harán Frin y Alma en casa de los abuelos de ésta?
¿Cuánto durará el corte de ruta?
¿Y los papás de Frin? (Ellos no saben que su hijo había viajado, pues Frin le dijo a su madre que daría una vuelta y nada más).  

  Para conocer las respuestas a dichos interrogantes y saber más de esta historia seguiremos leyendo los últimos capítulos de esta hermosa novela juvenil...